article-thumb
   

El dólar empezó a ganar mucho terreno frente al bolívar en las mesas de cambio

El Cooperante | 7 junio, 2019

Caracas.- La flotación limpia del incipiente -pero operativo- mercado de las mesas de cambio, pasará a flotación sucia en cuanto el Banco Central de Venezuela ejecute la resolución 19-05-03 que establece la intervención cambiaria en el sistema para ofertar divisas cuando el ente emisor estime que la moneda sufre una acelerada depreciación. Al cierre de la jornada de este jueves, el bolívar seguía perdiendo terreno frente a dólar y el tipo de cambio cruzaba la barrera de los 6000 bolívares. La depreciación del bolívar desde que iniciaron las mesas de cambio, acumula 13,8%, en lo que parece ser el esperado rally de corrección de la divisa norteamericana.

Le puede interesar: El dólar cruzó la barrera de los 6000 bolívares en las mesas de cambio

La demanda de dólares efectiva o absoluta continuará siendo infinita en una economía que enfrenta una paradoja: ausencia de liquidez en bolívares por el incremento del encaje legal ordinario (57%) y marginal (100%), y ausencia de dólares tras la debacle de Petróleos de Venezuela y la caída abrupta de las reservas internacionales.





Con este escenario, el BCV desmontaba hace varias semanas el vetusto control cambiario impuesto por Hugo Chávez, luego que la Administración de Donald Trump incluyera el ente emisor en su larga lista de sanciones. Las mesas de cambio, operadas de manera descentralizada por bancos públicos y privados, son el primer acercamiento real -aunque incipiente- de flotación limpia del tipo de cambio, que arrancó en 5200 bolívares por dólar, y que al cierre de la jornada de este jueves, terminaba en 6033,75 bolívares por dólar. Es decir, la depreciación del bolívar desde que arrancaron las mesas de cambio, es de 13,8%

Pero la flotación limpia de las mesas de cambio pasará a flotación sucia. El 28 de mayo pasado, el BCV anunció mediante la resolución 19-05-03, anunció una eventual intervención en el sistema ofreciendo divisas con el fin de aliviar las presiones de la demanda.

“El Banco Central de Venezuela, cuando lo estime pertinente, podrá realizar de manera automática, operaciones de venta de moneda extranjera con los bancos universales y microfinancieros regidos por el Decreto con Rango, Valor y Fuerza de Ley de Instituciones del Sector Bancario y por leyes especiales, mediante el débito de la cuenta única que mantengan las respectivas instituciones bancarias en el Banco Central de Venezuela por la cantidad en bolívares equivalente a la operación cambiaria ejecutada”.





La acelerada depreciación del bolívar obligaría al BCV, en consecuencia, a ejecutar en lo sucesivo su propia resolución. Sin embargo, economistas como Jésus Casique -consultados por esta sala de redacción- consideran que el mayor desafío del ente emisor estriba en que no tendrá divisas suficientes para aliviar una voraz demanda insatisfecha en medio de una hecatombe económica con hiperinflación y depresión.

¿Comenzó el rally correctivo del dólar en Venezuela?

 

 

 

Comentarios

comentarios