article-thumb
   

El desgarrador testimonio de una venezolana herida en el tiroteo escolar en Florida

El Cooperante | 15 febrero, 2018

Caracas, 15 de febrero.- Daniela Menescal Guariguata, una venezolana de 17 años, contó detalladamente lo que vivió en el momento del tiroteo ocurrido este miércoles en la secundaria de Parkland, en Estados Unidos, mientras ella se encontraba en el primer piso del edificio.

Lea también – Joaquín Oliver, el venezolano caído en la masacre de Florida que nunca olvidó sus raíces

Cuando llegó el tirador y empezó a dispararnos, rompió el vidrio de la puerta, entonces las balas llegaron a donde yo estaba resguardada. Me asusté bastante”, contó en exclusiva para Univisión, al tiempo que detalló que segundos después sintió un disparo en la espalda.

Pensaba que era mentira, estuve un rato pensando que era mentira (…) Yo tenía puesto un pantalón blanco y empiezo a ver que se me llena de sangre. De pronto la niña que estaba frente a mí se voltea y me pregunta ‘¿qué me pasa, qué tengo en la cara?’ y fue cuando me di cuenta que tenía un balazo ahí, en su ojo, debajo de su ojo, y yo le dije que no pasaba nada, para tranquilizarla. Pero le decía ‘no te toques”.

Lea también – Joaquín Oliver, el venezolano caído en la masacre de Florida que nunca olvidó sus raíces


A su alrededor todo era confuso, cuenta Daniela. “Yo quería saber si había alguien más herido. Había dos personas en el piso, a quienes les habían disparado directamente, y solo ahí supe que algunos de mis compañeros no pudieron pararse más. Hoy me enteré que están muertos: eran Samantha y Nick. Samantha no sé de dónde es, ahí somos de todas partes. Nick es gringo y se acababa de ganar una beca de natación”.

Luego de unos 20 minutos, fueron rescatados por la policía. “Cuando entraron nos pidieron que levantáramos las manos. Salí al pasillo y vi dos muertos más. Después salí a la calle y me ayudaron a tenderme en la grama. Ahí vi a alguien más con un disparo en el pecho, pero consciente”.

Lea también – Así fue el operativo para trasladar a Nikolas Cruz a la cárcel en Broward (+Fotos)

Hasta entonces no había podido llamar a sus padres, porque tenía su teléfono celular cargando en el fondo del salón cuando comenzó todo. Su madre no atendió su llamada, entonces llamó a su papá. Daniela estudia en ese colegio en el 11vo grado (Junior), desde octubre de 2014 cuando llegó de Venezuela con sus padres. Antes habían vivido tres años en Barranquilla, Colombia, luego volvieron a su natal Caracas, en Venezuela, y luego de un año se vinieron a Florida, huyendo “de la inseguridad, mis papá buscando lo mejor”, explica.

Su madre, Laura Guariguata, cuenta que a Daniela no le entró ninguna bala directamente y que las tres heridas son de esquirlas, que aún tiene dentro de su cuerpo.

Comentarios

comentarios