article-thumb
   

El éxodo venezolano que Nicolás Maduro niega ya es materia de discusión en la OEA

El Cooperante | 6 septiembre, 2018

Caracas/Foto: @OEA_oficial.– Mientras la crisis en Venezuela se agudiza, más venezolanos siguen huyendo hacia otras fronteras. Muchos aguantan el frío de Los Andes. Otros la desolación de la selva amazónica por los largos recorridos a pie que deben realizar por los distintos países de la región en un intento por escapar del madurismo.

Lea también – Las cuatro medidas que propuso Almagro para abordar la crisis migratoria venezolana

Este es un fenómeno nunca antes visto en América Latina. Según cifras aportadas por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), hasta agosto de este año, 3.029.240 venezolanos decidieron huir de la crisis para buscar un mejor futuro en otras tierras. Colombia, que cuenta con una extensa frontera con Venezuela, es el país que más migrantes recibió, sumando 1.100.000, seguido por Perú con 410.000 y Estados Unidos con 390.000. La lista de los diez más receptores la completan: Chile (240.000), España (230.000), Ecuador (180.000), Argentina (120.000), México (95.000), Panamá (80.000) y Brasil (59.000).

“Este éxodo, su vertiginoso incremento (…) es un ejemplo claro de las consecuencias del quiebre democrático en Venezuela y de una crisis sin precedentes en la historia de la región”, declaró al inicio de la sesión extraordinaria de la Organización de Estados Americanos (OEA) de este miércoles en Estados Unidos, Luis Almagro.

En la reunión de la OEA, muchos coincidieron con ello. La embajadora de Argentina pidió a los estados miembros a tomar acciones determinantes que permitan una solución sobre la crisis en Venezuela. “Esta es una situación de migración forzada. Los venezolanos salen por miedo, desesperación. Hay un desarraigo obligado”, comentó.

Lea también – Las cifras del éxodo venezolano que estremecen a América Latina

El representante de EEUU ante OEA informó que ofrecerán 46 millones de dólares en asistencia humanitaria a venezolanos, y que su Gobierno está trabajando “estrechamente” con organismos internacionales para asegurarse de que haya una “respuesta internacional coordinada”.

Continuaremos trabajando con socios en la región para enfrentar las necesidades crecientes de comunidades que se ven afectadas por esta crisis y estamos evaluando asistencia adicional (…) Nicolás Maduro debe aceptar ayuda humanitaria en Venezuela (…) La asistencia humanitaria no pone fin al sufrimiento del pueblo venezolano. Una solución duradera en Venezuela requiere reforma económica, respeto a los derechos humanos y a la constitución”, agregó.

Por su parte, el representa de Brasil manifestó que la única solución duradera a la crisis migratoria es la restauración de la plena democracia en Venezuela. “Durante los seis primeros meses de 2018 más de 700 mil venezolanos han ingresado al territorio”, destacó durante su intervención.

En este sentido, señaló que más de 110 mil venezolanos han solicitado la regularización migratoria en nuestro Brasil para naturalmente, obtener la nacionalidad. “La OEA es el foro apropiado para atender el caso de la crisis humanitaria de Venezuela”, puntualizó.

Sin embargo, el Gobierno de Nicolás Maduro no está de acuerdo con esos números, asegurando que el total no pasa de 600 mil y que más del 90% de ellos están arrepentidos. Es por ello que han creado el programa Vuelta a la Patria para apoyar a los venezolanos que emigraron pero que, según ellos, tras encontrarse con una realidad adversa en otras naciones, ahora desean retornar al país.

Se fueron del país como seres libres a trabajar como esclavos en Lima (…) Los venezolanos que se fueron de aquí, lo hicieron porque vendieron uno o dos carros y se fueron con unos 15 mil $ en el bolsillo. No se fueron limpios. No es cierto que se hayan ido por necesidad. Se fueron porque los engañaron“, dijo el primer mandatario nacional durante una reunión sobre su programa de recuperación económica.

“Les vendieron un paquete con pasaje incluido y llegaron a Lima, a Quito, a Colombia y a los seis meses los habían robado, me duele mucho que perdieron todo aquí (Venezuela) y terminaron como esclavos “, agregó.

Intervenir a Venezuela

El senador colombiano, Álvaro Uribe, manifestó este martes los motivos por los cuales es necesaria una intervención de la comunidad internacional ante la crisis venezolana, según los mecanismos legales, como lo propuso el presidente de Colombia Iván Duque.

Uribe, quien también estuvo al frente de la presidencia de ese país, expresó que la frontera con Venezuela “sigue mostrando un refugio a terroristas”, motivo por el cual el exmandatario se pregunta si ante esta situación impera el principio de la no intervención o si existen las circunstancias fácticas, éticas y legales para una intervención.

El senador presumió que en el territorio colombiano puede haber 1 millón de venezolanos, cifra que supera las capacidades de ese país. Uribe expuso que sería mejor que los 316 millones de dólares que el expresidente Juan Manuel Santos comprometió en una “tarea inútil” de la Organización de las Naciones Unidas en contra del narcotráfico “se aplicaran a este problema” de la crisis de los venezolanos.

Recordó que Duque tomó la decisión de sacar a ese país de la Unión de Naciones Suramericanas porque, consideró, este organismo ha sido complaciente con el Gobierno de Nicolás Maduro. “En estas circunstancias en las que está la dictadura de Venezuela, causa eficaz de ese éxodo, esa dictadura pierde toda la legitimidad y obliga a los Estados a tomar las medidas para superar esa calamitosa situación”, afirmó durante su derecho de palabra en el Senado.

Comentarios

comentarios