Conéctate con nosotros

Hola, ¿qué estás buscando?

Destacados

El gobierno da clases de violencia a sus «cuadrillas de paz» para agredir a los ciudadanos

Armados con piedras, morteros y cohetones, las «cuadrillas de la paz» del gobierno están conformadas por grupos de 20 personas organizadas desde el poder para agredir físicamente a los ciudadanos que quieran ejercer su derecho a la protesta. Lo más insólito es que en el video donde difunden cómo operan y se movilizan, el régimen recurre a tres artículos de la Constitución que protegen el derecho a rebelarse en busca de justicia.

Foto cortesía

Caracas.- En un video que bien podría anexarse a los miles de casos  documentados para seguir engordando el expediente de la violación de Derechos Humanos en Venezuela, el gobierno le da lecciones de violencia a sus llamadas » cuadrillas de la paz», las que creó Nicolás Maduro en marzo del año pasado para agredir y enfrentar a los ciudadanos que quisieran ejerzan el derecho a la protesta.

De hecho, y casualmente, la primera «cuadrilla de paz»  se desplegó en el estado Yaracuy, alzado desde hace varios días por falta de servicios básicos.  En esa ocasión, las cuadrillas estuvieron bajo el mando de  Diosdado Cabello, quien dirigió el primer ejercicio.

«En la actividad pusieron en práctica la formación en sanidad militar y sus técnicas, tiro en seco, empleo táctico del armamento de manera individual y colectiva. Las Unidades Populares de Defensa Integral provienen de los municipios Veroes, Peña, Páez y Nirgua, las cuales estuvieron representadas por sus alcaldes y el gobernador de la entidad, Julio León Heredia», señalaba entonces la información oficial.

El objetivo fundamental, según se escucha en el video de entrenamiento que ha comenzado a circular en las redes, es «neutralizar la acción terrorista de parte de la oposición fascista y apátrida que atenta  contra la vida de los ciudadanos, los bienes públicos y privados.»

Lo que nadie sabe es de dónde aparece el presupuesto para armar y entrenar a cada cuadrillas, lo que seguramente incluye alimentación y traslado. En el video se muestran a sus integrantes en pleno entrenamiento, civiles en moto y a pie, convertidos en una suerte de paramilitares dispuestos y armados para  reprimir con violencia extrema a los ciudadanos que tomen las calles solicitando agua, luz o gas, por ejemplo. El audio del video explica paso a paso su estructura, como si se tratara de una receta de cocina. Cada cuadrilla está conformada por:

Cuatro Escuderos para la protección del grupo», dice una dulce voz femenina, como quien describe los beneficios de una crema de belleza.

Cuatro lanzadores de piedras con escudos livianos

-Dos Fonderos ( los que usan las fondas para lanzar piedras u objetos contundentes)

Dos Escuderos para la protección de los dos fonderos

Anuncio. Desplácese para continuar leyendo.

Tres Coheteros  (los que lanzan cohetes)

-Un Accionador de mortero

-Cuatro ayudantes con escudos livianos.

La mujer explica que estos 20 integrantes de cada «cuadrilla de paz» pueden movilizarse a pie, en automóviles o en motos. Lo más insólito de esta demostración de abuso, es que el video culmina  señalando que la creación de la cuadrilla de la paz «se fundamenta  en los principios de cooperación, solidaridad y corresponsabilidad establecidos en los artículos 4, 322 y 326, de la soberanísima Constitución de la República Bolivariana de Venezuela»,  lo que implica reconocer que esos principios también protegerían a los ciudadanos venezolanos que están saliendo a las calles para ejercer sus derecho a la rebelión bajo los mismos principios.

Uno de ellos, el artículo 326, dice textualmente que «La seguridad de la Nación se fundamenta en la corresponsabilidad entre el Estado y la sociedad civil para dar cumplimiento a los principios de independencia, democracia, igualdad, paz, libertad, justicia, solidaridad,  conservación ambiental y afirmación de los derechos humanos», de modo que quienes están protestando por luz, agua o escasez de gasolina están ejerciendo su derecho a la igualdad, paz, solidaridad, justicia, es decir, sus derechos humanos a vivir como toda la gente.

Artículos relacionados

Destacados

El secretario general de la OEA celebró el resultado de las presidenciales en Bolivia en las que resultó electo Luis Arce

Destacados

Algunas personas amanecieron en el lugar al prever gran afluencia de ciudadanos

Destacados

Las avenidas Cristóbal Mendoza y San Bernardino no tienen servicio eléctrico desde hace más de 24 horas

Destacados

El diplomático apuesta por el fortalecimiento de la democracia en el país altiplánico