Connect with us

El Pimentón

El millonario "refugio" de Rafael Reiter, el exjefe de seguridad de la Pdvsa de Ramírez

Foto del avatar

Publicado

/

Caracas/Foto: El País.- Rafael Ernesto Reiter Muñoz compró al llegar a España una casa blanca, de formas cúbicas y pocas ventanas. Era julio de 2015 y lo hizo en una acomodada urbanización de Sant Cugat del Vallès, Barcelona. La vivienda había salido a la venta por casi dos millones de euros, aunque “costó venderla y se cerró por menos”, afirman fuentes inmobiliarias de la zona.

Lea también: CAF suspendió a un directivo que recibió pagos de un exescolta de Hugo Chávez

Tras una década de intrigas, operaciones secretas y negocios millonarios, el antiguo jefe de la policía interna de Petróleos de Venezuela, la gigantesca petrolera pública venezolana, iniciaba una nueva vida marcada por la discreción, pero sin renunciar al lujo, publicó El País.

El refugio de Nadal —así le llamaban sus compinches— duró solo dos años. Fue detenido el pasado mes de octubre acusado de formar parte de una trama que desvió a Suiza 27 millones de dólares de mordidas cobradas a proveedores de la petrolera en Estados Unidos.

Ya preso en Soto del Real, donde aguarda la extradición a ese país, el pasado volvió a golpear a Reiter hace 10 días, cuando su esposa, Vanessa Yssea, fue también arrestada. En esta segunda investigación, iniciada en Venezuela, la pareja está relacionada con el supuesto saqueo de 6.000 millones de dólares cometido por exdirectivos de la petrolera.

Si Pdvsa es casi un Estado dentro del Estado en Venezuela, su policía interna, la gerencia operativa de Prevención y Control de Pérdidas (PCP), ha sido a menudo el brazo ejecutor de sus responsables en los bajos fondos políticos.

Advertisement

El caso más conocido es el maletinazo, el envío por el Gobierno chavista de 800 mil dólares para financiar en 2007 la campaña de Cristina Fernández de Kirchner. Un episodio en el que Reiter tuvo un papel destacado: él fue el hombre que llenó las maletas de dinero y las llevó hasta Buenos Aires.

El “pedigrí político” de su madre, una conocida militante marxista con cargos de responsabilidad en la Asamblea Nacional, abrió a Reiter las puertas de Pdvsa en 2005.

“Ella tenía muy buena relación con Rafael Ramírez”, el todopoderoso exministro de Petróleo de Hugo Chávez, hoy investigado y huido del país, explican tres fuentes de la compañía. “Con ese padrino entró. Pero es astuto, eficaz y leal, y no tardó en escalar hasta hacerse con la gerencia operativa de la PCP”, añade una persona que le conoció en esa etapa.

El cargo fue una oportunidad que Reiter aprovechó. “Viajaba siempre con Rafael Ramírez como responsable de su seguridad. Financiaba las campañas de alcaldes y gobernadores afines con dinero de la compañía... Tenía mucha información y eso le hizo poderoso”, relatan extrabajadores de Pdvsa. “Si se detectaba el robo de barriles, era él quien se enfrentaba al gerente responsable. Si había sospechas del cobro de mordidas a proveedores, igual. Eran situaciones en las que es fácil pedir tu parte en el negocio”, añaden estas fuentes.

Pero Reiter también tenía otra cara, la de un tipo “afable que si podía echar una mano, lo hacía”, admiten incluso sus críticos. En PDVSA aún se recuerda el día que una empleada, conduciendo nerviosa por problemas personales, arrolló a un motorista. “Fue su culpa, pero Reiter salió en su ayuda. Sin casi conocerla, tiró de sus influencias y la liberó de toda responsabilidad”.

Advertisement

 



Tendencias