Connect with us

La Lupa

El monstruo de Aluche: venezolano en Madrid violaba a su bebé y la prostituía

Efectivos detuvieron en Madrid al hombre que abusó sexualmente de su propia hija y además, utilizaba diferentes redes sociales, así como servicios de mensajería instantánea, tanto para descargar como para difundir estos contenidos

Foto del avatar

Publicado

/

Caracas / Foto Portada: Cortesía.- La Policía Nacional de Madrid salvó la vida de una niña de tan solo meses de nacida que vivía un infierno sin tener conciencia. Su padre la violaba, la grababa y compartía el material con otros pedófilos. El estremecedor caso ocurrió en Aluche, Madrid, España y el pederasta es Santiago de Jesús Loureiro García, un venezolano de apenas 25 años.

Lea también: Dos venezolanas víctimas de violación en Guyana

Pese a que la investigación empezó hace meses, fue este martes 3 de octubre cuando la Policía Nacional de España ofreció detalles sobre el operativo que llevó a cabo el Grupo I de Protección al Menor de la Brigada Central de Investigación Tecnológica que se dedica al patrullaje en internet en busca de pederastas.

El medio español Heraldo destacó que la operación 'Renascere' (renacer en italiano), ya que los funcionarios esperan que la entrega del bebé a sus abuelos bajo la supervisión de los servicios sociales de la Comunidad de Madrid suponga un nuevo nacimiento para la niña lejos de su padre y de su madre, que también ha sido arrestada, ya que aunque supuestamente no estaba al tanto de los abusos de su pareja a su hija, está acusada de haber compartido pornografía infantil.

Según una nota de prensa oficial, efectivos detuvieron en Madrid al hombre que abusó sexualmente de su propia hija y además, utilizaba diferentes redes sociales, así como servicios de mensajería instantánea, tanto para descargar como para difundir estos contenidos.

Advertisement

Agentes de la Unidad Central de Ciberdelincuencia en colaboración con el HSI (Homeland Security Investigations) de los Estados Unidos, detectaron que Santiago compartía imágenes sobre explotación sexual a menores de corta edad a través de diferentes redes sociales; a través de diversas gestiones, pudieron identificarlo e investigar su entorno, momento en el que descubrieron que acababa de tener una hija con su pareja.

El apartamento -piso- donde se encontraban la madre, el padre y la menor estaba en pésimas condiciones, destacó el cuerpo de seguridad, por lo que los agentes dieron parte a los servicios sociales de la Comunidad de Madrid, quienes retiraron la custodia a los padres unas semanas después.

"En el análisis del material intervenido encontraron vídeos en los que el detenido había agredido sexualmente a su hija, además de múltiples conversaciones en las que ofrecía al bebé a terceros para tener sexo. Además, también fue arrestada la madre de la menor ya que presuntamente intercambiaba archivos de pornografía infantil con su pareja y padre de la pequeña. Tras ser puesto a disposición judicial se decretó la prisión provisional para el arrestado", suscribe el texto en la página web de la Policía Nacional.

Un reporte del ABC de Madrid, indicó que la mujer de nacionalidad española y de 23 años, fue puesta en libertad porque Santiago se echó toda la culpa; y agregó que el venezolano ya había sido detenido en 2019 por distribución de pornografía infantil; pero lo habían dejado en la calle. Entonces, no era padre.

"La pareja tuvo a la pequeña en mayo de 2022 y se ha constatado que, aunque ahora tiene cerca de 17 meses, las grabaciones de él violándola son de cuando apenas tenía 6 o 7, a lo sumo", escribió el periodista Carlos Hidalgo.

Advertisement

Todo empezó en 2022, cuando la Policía Nacional llevó a cabo una primera entrada y registro en la vivienda, en diciembre y los efectivos se perctaron de que allí tenían a una bebé, muy sucia, con un arañazo en la cara causado por un gato que andaba por allí, con restos de marihuana por la casa y todo lleno de basura, dijeron fuentes a ABC.

Los agentes detuvieron a Santiago y elevaron un informe sobre la situación de la recién nacida a los servicios sociales de la Comunidad de Madrid, que les retiró la tutela. Además, el juzgado les impuso a los padres una orden de alejamiento sobre la menor, mientras que los abuelos paternos intentaron quedarse con la niña.

El sospechoso fue el único detenido entonces y, además, el juez lo dejó en libertad. Mientras, los investigadores rastrearon su teléfono móvil, en el que había del orden de 100 vídeos pornográficos, todos con menores de 2 años e incluso más duros de los que él protagonizaba con su pequeña. Esas imágenes correspondían a terceros y eran, en las que no salía la niña, las que distribuía a través de la plataforma Discord, agregaron.

Por su parte, el influencer Alvise Pérez comentó que mediante un software de reconocimiento facial de inteligencia artificial determinó que la madre implicada en el caso de pederastia ha sido identificada como Aiden Sequeiros.

La Fundación 26 de Diciembre, una entidad sin ánimo de lucro creada para defender los derechos de la comunidad LGTBIQ+, a la que había pertenecido Aiden Sequeiros López, eliminó de su web los datos de la sospechosa y no ha reconocido su relación con Sequeiros, reveló Pérez.

Advertisement




Tendencias