Connect with us

Internacionales

El Nuevo Herald: En Venezuela no hay salidas fáciles

Foto del avatar

Publicado

/

Caracas, 22 de mayo / Foto: Getty Images.- El gobierno bolivariano de Venezuela, controlado por individuos implicados en la corrupción y el narcotráfico, debe ser visto más como una cofradía de mafias que como un simple régimen socialista, y en realidad es un nuevo y muy pernicioso fenómeno que es más difícil de eliminar que si fuese solo una dictadura.

“Jamás, en tiempos modernos, hemos tenido una situación donde un grupo de criminales se ha apoderado de todo un Estado del peso de Venezuela”, advirtió al diario El Nuevo Herald Evan Ellis, profesor del Instituto de Estudios Estratégicos del Army War College de Estados Unidos.

Lea también: Marco Rubio pide elecciones en Venezuela: “Maduro no es un presidente, es un dictador”

 Lo que se plantea en Venezuela no es solamente una pugna entre una sociedad que desea vivir en libertad bajo un régimen democrático y una élite que insiste en instaurar una dictadura socialista a la fuerza. Hay elementos de eso en la crisis venezolana, pero no es el concepto dominante, advirtió Ellis, quien ha testificado como experto ante el Congreso de Estados Unidos sobre la situación de Venezuela.

“Se han enriquecido tanto a través de la renta petrolera y del narcotráfico que ahora no pueden soltar el poder, porque saben que con un nuevo gobierno muchos terminarían extraditados a Estados Unidos”. Según el profesor, esta debe ser la preocupación central de personajes como Diosdado Cabello, ex presidente de la Asamblea Nacional; Tarek El Aissami, actual vicepresidente, e incluso el entorno familiar del presidente Nicolás Maduro, los tres bajo la lupa de la justicia estadounidense bajo acusaciones de que están involucrados en el narcotráfico.

“Estos señores no saben cual es la información que las autoridades de Estados Unidos tienen sobre ellos, pero entienden que deben mantenerse en el poder a cualquier costo”, dijo.

Las observaciones de Ellis sugieren que importantes sectores de la oposición venezolana han estado diagnosticando mal la situación del país, y en consecuencia recetando correctivos inadecuados, como los fracasados intentos por convencer a través del diálogo al liderazgo chavista para que abandone el poder.

Advertisement
 Sugiere al mismo tiempo que fue un error haber gastado tiempo y energía en pensar que el régimen permitiría la realización de un proceso electoral que culminaría en un cambio de gobierno en Venezuela.

 



Tendencias