article-thumb
   

El País: La deriva autoritaria y el nepotismo se han acelerado con Maduro en el poder

El Cooperante

El País de España. – La deriva autoritaria y el nepotismo se han acelerado tras la llegada de Maduro al poder en 2013. El Gobierno chavista se nutre de un círculo tan endogámico como fiel. Diosdado Cabello, supuesto líder del cártel de los Soles tiene a su hermano José David Cabello de ministro de Industrias, cargo que compatibiliza con el de jefe del Servicio Nacional Integrado de Administración Aduanera y Tributaria (Seniat). Con un perfil bajo, ostenta varios puestos vitales para la maltrecha economía. Igualmente, otros hermanos y primos trabajan en la administración pública.

El presidente Nicolás Maduro, la cabeza política, nombró la semana pasada a su mujer, Cilia Flores, como candidata para las legislativas en el estado de Cojedes. La primera combatiente tiene a su vez a su sobrino Carlos E. Malpica Flores de Tesorero Nacional, vicepresidente de Petróleos Venezuela y otros dos cargos más.

La sombra del enchufismo siempre ha perseguido a Flores de Maduro desde que visitó a Hugo Chávez en la cárcel tras su fallido golpe de Estado en 1992. Primero se la acusó de utilizar su posición privilegiada en el PSUV para conectar en la Asamblea Nacional a cerca de treinta parientes y amigos.

Esta semana, en cambio, le ha tocado a ella. “El cargo de primera dama no está regulado en la Constitución, por lo que no le impide nada postularse para las elecciones. Sin embargo, al hacerlo en Cojedes, cuando ella vive en Caracas, incumple el artículo 188, que exige que los candidatos necesitan estar cuatro años en la región por la que se presenta, y ella no cumple con este requisito”, explica a ABC el experto constitucionalista venezolano José Vicente Haro.

“Esposas tenemos cuatro: la de Maduro y las de tres militares retirados. En Vargas, la esposa del gobernador Jorge Luis García Carneiro; en Táchira, la del gobernador José Gregorio Vielma Mora ,y en Nueva Esparta, la del gobernador Carlos Mata Figueroa. La situación de las esposas no es del todo nueva, puesto que en 2010 la de Diosdado Cabello, Marleny Contreras, fue candidata a diputada por Miranda y ganó. Ella ahora es ministra de Turismo”, denuncia el cronista político de El Nacional Franz Von Bergen, de cara a las legislativas del próximo 6 de diciembre.

El nombramiento de Cilia Flores, quien ya fuera presidenta de la Asamblea y primera vicepresidenta del PSUV en tiempos de Chávez, evidencia el creciente nepotismo en el Gobierno, donde no es raro que un político ocupe varios cargos a la vez. Esto contraviene el artículo 148 de la Constitución, según denuncia la rama venezolana de Transparencia Internacional, en un reciente informe titulado “Barajitas repetidas”.

“Las irregularidades han ido creciendo exponencialmente desde que se fue Chávez”, subraya Haro, quien también culpa a la oposición por no denunciar ante los tribunales lo que tanto critican públicamente, pese a “su lógica desconfianza” en la Justicia.

El español Francisco Carrillo, director de la firma de comunicación “La fábrica de discursos” y antiguo asesor político de Henrique Capriles, asegura que en cuanto a nepotismo, Maduro hace bueno a Chávez. “El Gobierno de Venezuela, ante la falta de apoyos, la crisis acuciante y la división interna, toma el camino de la violencia y se recluye cada vez más con su grupo de fieles, como los familiares a imagen y semejanza de otros regímenes como la Cuba de los Castro”, asegura este experto en comunicación política.

 

Comentarios

comentarios