article-thumb
   

El Papa bendice a Holguín desde la Loma de la Cruz, punto más alto de la ciudad

Christhian Colina

EFE.- Francisco bendijo este lunes la ciudad de Holguín desde su punto más alto, la Loma de la Cruz, a donde llegó después de oficiar una misa multitudinaria en esta capital, que recibe a un Papa por primera vez en su historia. El Sumo Pontífice arribó a la loma en su Papamóvil y fue recibido por un coro de niños, a quienes felicitó y pidió que rezaran por él, luego de orar y bendecir a esta ciudad del oriente de Cuba.

La Loma de la Cruz es uno de los símbolos de esta localidad, la capital de la tercera provincia del país, y el único punto desde donde se puede abarcar con la vista toda la urbe.

Tradicionalmente se accede a ella tras escalar 458 escalones en subida empinada y comenzó a llamarse así a partir de mayo de 1790, después que Fray Antonio de Alegrías subiera el cerro y colocara en él una cruz de madera, que pronto se convirtió en sitio de peregrinaje para los creyentes del lugar.

Con el tiempo pasó de símbolo religioso a ser icono cultural de Holguín y cada año es sede de las llamadas “Romerías de Mayo”, una de las mayores fiestas juveniles del país. Francisco, el primer Papa latinoamericano de la historia, llegó a Holguín, donde visitó también la estatua a tamaño natural de Juan Pablo II, situada en el atrio de la Catedral San Isidoro de Holguín.

La estatua, de unas tres toneladas, fue hecha por artistas cubanos con técnica de cemento directo y muestra al Papa de pie, sosteniendo un báculo contra su pecho y con el brazo derecho en señal de bendición, gesto por el que lo identifican aún hoy muchos cubanos. Desvelada poco después de la muerte del pontífice polaco en 2005, la estatua fue la primera en Cuba, aunque no la única, pues otra similar se inauguró en Santa Clara en 2008.

Comentarios

comentarios