article-thumb
   

El plan de Maduro al estilo cubano para enfrentar la crisis económica

Danny Leguízamo | 12 mayo, 2018

Caracas, 12 de mayo.- Ya lo señalan diversos analistas. Que Nicolás Maduro está preparando un plan con el objeto de afrontar la crisis económica que ya devino en depresión; es decir, contracción severa con hiperinflación y escasez. Se aproximan las elecciones presidenciales. Las más extrañas de la historia de este país desde 1958. Se “disputan” la presidencia cinco candidatos. Ninguno de los “opositores” es capaz de mover masas. No hay mítines concurridos. Tampoco emoción. El candidato disidente con más puntaje en las encuestas, el exgobernador Henri Falcón, no consiguió el apoyo de los partidos grandes de la MUD. Queda Nicolás Maduro en la carrera. Solo. Compite prácticamente solo. Si la oposición no concurre al proceso, ha dicho Jesús Seguías, presidente de Datincorp, Maduro no necesita provocar ningún fraude.

Le puede interesar: A Maduro no le hace falta hacer fraude porque la oposición se abstendrá

Entonces, partiendo de lo expresado por Seguías, Maduro va camino de su segundo mandato. En medio, insistimos, de la más aguda crisis económica que haya atravesado el país. Es un período especial al estilo cubano, cuando la Unión Soviética se fue a pique en 1991 y el PIB de la isla se contrajo 36% en apenas tres años. Fidel Castro emprendió profundas reformas en medio de sanciones internacionales. El régimen achacó parte de la crisis al “bloqueo” de Estados Unidos, ídem que el chavismo en Venezuela con asuntos como la escasez.

Las medidas que el régimen de Maduro prepara, explica una fuente a El Cooperante, consisten en la adquisición de rubros clave para la economía como trigo y cereales, “a cambio de recursos naturales que se pueden o no monetizar en mercados oscuros o entre las economías que están en contra de Estados Unidos. Además, Venezuela aprovecharía en este sentido el oro y el coltán, pues la industria petrolera se encuentra operando en niveles mínimos históricos que podrían conducir al país a dejar de ser un exportador neto de petróleo”.

Y luego otra fuente apunta que la situación del país se agudizará “cuando inicien sanciones más severas y eso dependerá en gran medida del contrapeso que hagan ciertos senadores de Nuevo México, Texas y Misisipi, que son republicanos”.


Comentarios

comentarios