article-thumb
   

El plan que Nicolás Maduro trae bajo la manga con el apoyo de Rusia y Cuba

Danny Leguízamo | 13 diciembre, 2018

Caracas.- Una característica inherente el chavo-madurismo es que sus representantes anticipan públicamente lo que harán. O al menos casi todo.  El problema de la oposición siempre fue subestimar al adversario. Subestimaron y consideraron a Hugo Chávez un ignorante. El fallecido demostró que supo aprovechar la incompetencia de la oposición a su favor. Lo mismo  ocurrió con Nicolás Maduro. El actual mandatario fue retado en 2014 y 2017 en la calle sin éxito. Prometió acabar con las protestas sin importar los costos. Cumplió. No faltó en la oposición quien dijera que el régimen no podría pagar los costos de la represión. Los pagó. Los sigue pagando. Y ahora no falta quien diga que Maduro no es capaz de enfrentarse a las sanciones y al aislamiento de la comunidad internacional. Hoy como ayer, han vuelto a equivocarse.

Le puede interesar: Maduro a embajadores: “Ahí está el aeropuerto de Maiquetía, que se vayan todos”

Que la comunidad internacional va contra Maduro, es un hecho. No habrá invasión ni guerra, pero todas las medidas diplomáticas posibles serán ejecutadas. Eso incluye una posible negociación. Más sanciones. O el aislamiento. No es conjetura, sino una promesa del propio Parlamento Europeo. Beatriz Becerra, una eurodiputada, ha pedido no reconocer a Maduro después del 10 de enero, una fecha clave. En cuanto al aislamiento, fue el periodista Juan Carlos Zapata quien anticipó en KonZapata que diversos gobiernos acariciaban la idea de retirar a sus embajadores de Caracas en 2019.

Parece la tormenta perfecta contra la dictadura. La crisis. La hiperinflación. El hartazgo. El rechazo de la comunidad internacional. Las sanciones. Y el aislamiento. Pero hay matices. A lo externo, Cuba y Rusia. Y a lo interno, la oposición escindida. Pero vayamos a lo externo. Rusia. El aterrizaje de los bombarderos en el Aeropuerto Internacional de Maiquetía no es cosa de juego. Se trata de una acción geopolítica de Rusia en otro capítulo más de su enfrentamiento con Estados Unidos. Es decir, Maduro no está solo. Cuantitativamente luce solo, pero cualitativamente no. Rusia es un factor de peso. Y Cuba es otro factor que pesa en lo ideológico, en la asesoría.

Y como señalamos al inicio, es este un Gobierno que anticipa muchos de sus movimientos. Acostumbraba Chávez a manifestar deseos en público. A retar. Lo mismo hace Maduro. Lo dijo este miércoles en rueda de prensa. Y siguen sin tomárselo en serio:

“Que hagan lo que quieran. Venezuela tiene una Constitución y yo voy a ser presidente hasta enero de 2025, si no voy a una reelección (…) Los gobiernos que hagan los que quieran, que se vayan todos. Ahí está el aeropuerto de Maiquetía. Que se vayan”.

¿Cuál fue la fórmula que aplicó la dictadura cubana para sostenerse en el poder? ¿Cuál fue uno de los ingredientes?Pues el aislamiento. En lugar de perjudicar a los hermanos Castro, terminó ayudándolos. Maduro ya expresó su deseo. Que se vayan todos. Él sabe de lo que habla. Cuenta con Cuba y Rusia. Ese es el plan. Prefiere enfrentarse y pagar los costos del aislamiento.

Comentarios

comentarios