El poderoso hombre que está detrás del supermercado Iraní | El Cooperante
Conéctate con nosotros

Hola, ¿qué estás buscando?

Destacados

El poderoso hombre que está detrás del supermercado Iraní

Issa Rezaei, exdirectivo de varias compañías que pertenecen al ejército de Irán, es hoy la cabeza visible de Etka, la empresa propietaria del hipermercado Megasis. Y si bien su interés fundamental es aumentar las exportaciones y la producción de su país, quizás no calculó que mientras en Irán cada familia gasta un promedio de 2.500 dólares mensuales en comida, en Venezuela la cifra no llega ni a 2 dólares. Sus aspiraciones incluyen traer a Venezuela desde bocadillos hasta carros y medicinas

Issa Rezaei siempre ha estado ligado a grandes empresas, todas  propiedad del sector militar del gobierno de Irán. En esa alianza cívico-militar perfecta, amalgamada con muchísimo  dinero,  Rezaei ha presidido diversos tipos de  negocio: desde la banca hasta la extracción minera, llegando ahora al cargo más alto en la Organización Etka, propietaria del hipermercado Megasis que abrió recientemente en Caracas. 

Lea también: En video: Inauguran Megasis, el primer supermercado iraní en Venezuela

Discreto, muy religioso, el doctor en Contaduría tiene un currículum  grueso: ha sido sido  Director de Mehr Iranian Investment Company, Miembro de la Junta Directiva de Iran Tractor Manufacturing Company, Miembro de la Junta Directiva  de Iran Mines Development Company,  de la Junta de Directores de Marine Tidewatersa Rezaei y CEO de Kowsar Credit Institution, donde logró   abrir 352 sucursales en todo el país y  aumentar significativamente el capital.

Allí  lanzó la tarjeta de crédito Kowsar y  anunció  que » todas las niñas que nazcan este mes y cuyo  nombre sea Kowsar, al  su documento de identidad, se le abrirá una cuentas en el instituto por  50 dólares». Luego de algunos años en la banca,  renunció para presidir   la Junta Directiva de la Organización Etka Chain Stores Company que, como la mayoría de las  empresas y cadenas minoristas de Irán,   también está controlada por  las fuerzas armadas de Irán. 

El día de la apertura de Megasis en Caracas, Rezaei declaró a la prensa  que su interés fundamental en Venezuela es «aumentar las exportaciones no petroleras de Irán»  así como  suministrar productos iraníes a Venezuela para aumentar la producción de su país. Aunque quizàs en sus cálculos no  consideró las posibilidades reales de los caraqueños a la hora de hacer mercado, muy distintas a las que  existen en Irán y donde el  gasto promedio en comestibles por hogar  es de alrededor de  2.500 dólares por familia. Muy lejano a la cifra que gastan actualmente los venezolanos, cuyos niveles de pobreza ascienden a la misma velocidad que el precio del dólar. 

Y si bien  Megasis  ofrece a algunos cuantos privilegiados -pagaderos en divisas- alimentos, ropa, detergentes, frutos secos o pañales desechables, la empresa Etka anunció que «con la apertura y el inicio de la tienda Magasis, los comerciantes de Irán hicieron varias solicitudes para suministrar sus productos,  tales como materiales de construcción, equipos agrícolas y mineros, medicamentos, equipos y suministros médicos, autos, repuestos, tractores y baterías de auto…La Organización Etka invita a todos los productores y exportadores iraníes a vender productos a la Organización Etka o tener una presencia directa en la tienda Megalisis  o establecer una agencia de ventas para sus productos», según publicó un boletín de prensa el día de la inauguración en Caracas. 

Por ahora los caraqueños conseguirán en sus anaqueles  productos Delnoosh-otra empresa del ejército irani- que fabrica salsa de tomate y atún enlatado, así como  Varamin, que produce aceite de girasol,  dos de las numerosas subsidiarias de Etka.

 “Nuestra meta es comercial», comentó sobre la apertura del mercado en Venezuela. Y agregó que planifica llevar mangos, piñas y madera venezolana a Irán, aunque algunos especulan que en ese intercambio comercial podría colarse alguna mercancía no tan santa o que ambos gobiernos podrían aprovechar los barcos que van y vienen para intercambiar gasolina por oro, por decir algo.

Artículos relacionados

Destacados

El funcionario invitó a Bachelet a "mirar las fortalezas" del sistema electoral venezolano y no a "basura escrita por tarifados"

Destacados

La aerolínea de bandera francesa operaba en el país desde hace 68 años

Destacados

La analista resaltó que la solución a la crisis pasa por una negociación transparente, con garantías reales y vocación para salvar al país

Destacados

La funcionaria hizo un llamado a seguir trabajando en la construcción de acuerdos para lograr las condiciones para que haya procesos electorales creíbles, libres...