article-thumb
   

“El problema no es solo económico”: Soto Rojas desestima medidas anunciadas por Maduro

El Cooperante | 26 agosto, 2018

Caracas.- El constituyentista Fernando Soto Rojas, aseguró este domingo que hay una materia que afecta a Venezuela y ese es el factor económico por lo que aseguró que “vamos a salir victoriosos de la guerra económica” e instó a los ciudadanos a que revisen la historia del país para no caer en estragos sociales, pues a su juicio “este es un pueblo rebelde”.

Le puede interesar: Hijastros de Maduro son investigados en EEUU por supuesto blanqueo de dinero de Pdvsa

“Hay que ver cómo era la economía de antes, en el mandato de Medina Angarita, hay que ubicar a la gente en la historia”, así lo señaló durante una entrevista con el periodista José Vicente Rangel en su programa José Vicente Hoy, transmitido por Televén, al tiempo que destacó que la situación política de la oposición es complicada pues ya no tienen credibilidad. “La oposición no tiene campo en el territorio venezolano”, sumó.

Con respecto a la “rebeldía del pueblo” , el expresidente de la Asamblea Nacional calificó de extrañas las actitudes de los seguidores de la oposición: “¿Por qué hacen cacerolazos?, ¿qué ganan con eso? es absolutamente extraño las conductas del pueblo venezolano (…) esta rebeldía proviene de la historia” .

Asimismo, el dirigente de izquierda indicó que de alguna manera estamos emergentes en el país y que este Gobierno debe crear una política global ya que las medidas económicas que ha tomado recientemente el presidente de la República, Nicolás Maduro, no son suficientes, ya que a su juicio, “el problema no es solo económico”.


El chavismo y la comunidad internacional

La “comunidad internacional”, tópico recurrente en cada discusión del chavismo. Para muchos, un golpe de autoridad irrefutable al que no cabe sino acatar y para otros una piedra en el zapato. Según Soto Rojas “al presidente Maduro le ha tocado situaciones muy difíciles y complejas” y en este contexto así es, pues el mandatario posee la mayor hiperinflación en la historia de Venezuela y una larga lista de sanciones por parte de países como: Canadá, Estados Unidos y Europa.

Chávez murió en marzo de 2013, pero dejó el camino marcado para el siguiente. Nicolás Maduro llegó al Gobierno como “el elegido”, pero a meses de asumir debió aceptar el golpe más duro a la revolución: la crisis del precio del petróleo. De 2014 a 2015, Venezuela perdió 28 mil millones de dólares en ingresos.

Lea también: Diputada del Parlamento Europeo: Maduro es una amenaza para Latinoamérica

La inflación se disparó, las empresas dejaron de tener con qué negociar, las industrias se quedaron sin producir. La gente salió en masa a las calles con furia y por meses. Comenzó la peor etapa del desabastecimiento (eternas colas en los supermercados, saqueos, precios desorbitados en productos como el papel higiénico), que recrudeció aún más la política.

El “hijo” de Chávez sacó los problemas para afuera. Culpó a Estados Unidos y a todas las naciones que no compartían sus decisiones por los golpes en su economía y se aseguró la permanencia en el poder con una serie de detenciones e inhabilitaciones que dejó a la oposición sin opciones.

Aún así el constituyentista Fernando Soto Rojas asegura que el socialismo le va a dar una voltereta a esta situación y recae en ese sentimiento que muchos venezolanos ya han perdido y los cuales son: “fe y esperanza”.

Comentarios

comentarios