article-thumb
   

Nicmer Evans: ¿Perdimos la guerra económica o el Gobierno es cómplice?

Christhian Colina

Christhian Colina.- “Es terrible que un gobierno que se  autodenomina chavista y dice construir el camino del socialismo, hoy divide a los venezolanos en dos tipos de ciudadanos, los que tienen dólares y por tanto tendrán derecho a adquirir algunas cosas que hasta hoy cualquiera, producto de su trabajo, podía pretender acceder, y aquellos que ya no tendrán siquiera el derecho a soñar en comprar cosas que sólo se podrán adquirir en dólares”, aseguró el politólogo Nicmer Evans a través de un artículo de opinión en el portal Aporrea.

Evans afirmó que el anuncio de la comercialización de vehículos en dólares “no es una dolarización formal de nuestra economía, de facto lo es, porque apenas sería el inicio de un efecto dominó que parte del principio de que quien produce, al no tener disponibilidad de dólares para importar la materia prima, entonces puede vender en esta moneda para comprar sus insumos”.

A su juicio, la comercialización de productos “podría suceder en un muy alto porcentaje de las cosas que consumimos en el país, ya que lo que producimos en su mayoría tiene un importante porcentaje de componentes importados y otro gran porcentaje es totalmente importado, entonces, permitir que Ford Motor lo haga, da carta blanca para que el resto de los sectores económicos del país lo exijan”.

“Me produce profunda indignación es el reconocimiento, en medio de un control de cambio que ya tiene 12 años, de que existen venezolanos que pueden haber acumulado 60 mil dólares o más para adquirir un vehículo de lujo, cuando el principio fundamental de la asignación de divisas en el control de cambio era para importar y no para ahorrar”, señaló Evans.

El politólogo chavista finalizó diciendo “no hay divisas, y lo lamentable es que al final de todo, quien termina pagando la crisis es el que vive de su trabajo”. Con respecto al aumento abrupto del precio del dólar paralelo, Evans se pronunció a través de la red social twitter.

Comentarios

comentarios