article-thumb
   

El “Rambo”: El PNB herido en operativo de Óscar Pérez conocido por violar DDHH

El Cooperante | 16 enero, 2018

Caracas, 16 de enero.- En el operativo de captura del expiloto del Cicpc, Óscar Pérez, en El Junquito, al menos 8 efectivos policiales resultaron heridos. Entre ellos, el supervisor de la PNB, Florencio Ramón Escalona.  

Lea también: Alvarado: “El Estado no tuvo interés por preservar la vida” en operativo de El Junquito

El funcionario de 55 años, adscrito al FAES, presentó una herida por arma de fuego en el antebrazo izquierdo con salida en la clavícula. Florencio es sumamente conocido desde hace años por su participación en despliegues donde se han violado los Derechos Humanos.

Según informes de Provea de 1995, hubo indicios de que grupos o efectivos dentro de los cuerpos de seguridad estuvieron involucrados en actividades paramilitares con el fin de amedrentar y desprestigiar a algunas organizaciones y crear confusión dentro de los sectores populares organizados. En ese documento, se señaló que incluso funcionarios policiales fueron víctimas de allanamientos injustificados y agresiones, como ocurrió con el inspector jefe de la extinta Policía Metropolitana, Juan Quintana, quien fue esposado, golpeado y robado dentro de su propia casa el 10 de noviembre de aquel año por Escalona, quien para ese entonces era sargento mayor, formando parte de un grupo de ocho funcionarios encapuchados y vestidos de civil que intentaron ingresar por la fuerza a su casa en el edificio 2, del bloque 3, en Pinto Salinas.

Quintana, que se encontraba convaleciente por complicaciones a consecuencia de un balazo recibido en 1989, se levantó de la cama con sus muletas, abrió la puerta a los funcionarios y tras identificarse fue golpeado en la cabeza por Escalona, quien luego lo pateó en el piso y lo esposó boca abajo con las manos en la espalda. Escalona entró luego al apartamento, golpeó en el rostro a la pareja del inspector y sacó de la cuna a su bebé de cuatro meses y la lanzó a la cama, golpeó al hermano menor de ésta y se apoderó de dinero en efectivo.


Escalona estuvo involucrado en la llamada “La Masacre de Los Anaucos”, ocurrida el viernes 6 de enero de 1995, donde fueron asesinadas tres personas, Yorky José Mujica, José Ricardo Monsalve Páez y José Luis Hernández. “Llegamos a las 3:00 de la mañana a la PM y a las 4:00 nos dijeron que íbamos a allanar. Teníamos orden de entrar en todas las casas porque desde ese barrio dispararon hacia la Comandancia de la PM el día que iban a enterrar a un malandro. Sabíamos que había armas en varias casas y cuando llegamos fuimos recibidos a tiros. Matamos a tres, y todos tenían antecedentes”, dijo el ahora herido, refieren archivos de El Universal.

Escalona era apodado como “Terminator” y “Rambo” por su supuesta capacidad para evadir las balas. Fue integrante del grupo Línce, acusado de una gran cantidad de violaciones a los derechos humanos por las que llegó a recibir cárcel por casa. Saab lo denunció en El Nacional el 8 de marzo de 1995. “Fue un operativo sangriento. Este caso desmonta la tesis del coronel Pulido Mora de que hubo un enfrentamiento: hay testimonios, los resultados de balística de PTJ, la experticia planimétrica”. En el artículo, aprovechaba para criticar la suspensión de garantías civiles que impuso el gobierno de Rafael Caldera al afirmar que solo servían para la “profilaxia social”: “Algo similar a lo que hacen los escuadrones de la muerte en Brasil o en Colombia, negando al derecho a la vida”. Y alertó sobre el hostigamiento a la comunidad de Los Anaucos, que había sido atacada “por una lacrimógena”, el 10 de enero, señala El Estímulo.

Comentarios

comentarios