El realismo mágico del CNE: Tibisay le echó un ojo a las firmas

Admin

Laline Luna. – En 2003 el Consejo Nacional Electoral tardó 23 días para verificar 3,7 millones de firmas que solicitaban un referéndum revocatorio al presidente Hugo Chávez. Ayer,  como por arte de magia, en solo medio día de este jueves el CNE logró auditar 10 millones 408 mil 83 firmas que rechazan el decreto de Barack Obama.

La presidenta del organismo, Tibisay Lucena en cadena de radio y televisión se encargó de certificar que en un 98% estaban comprobadas las firmas en contra Obama y que el marguen de error fue de 1,3%.

Tomando como antecedente la solicitud del proceso consultivo realizado en contra del “Supremo”, el organismo comicial hubiera requerido de al menos 70 días, es decir, más de dos meses, esto sin tomar en consideración que en esta oportunidad se incluyen lista de personas que no hacen vida en el país y por consiguientes no se encuentran registrados en la base de datos del Registro Electoral.

Es curioso que no precisó cuántas actas fueron auditadas, número de cajas, tomos ni el número de personal utilizado para este trabajo.

Las firmas del referendo revocatorio no corrieron con la misma suerte. Fueron rechazadas en cuatro oportunidades por el ente comicial, a tal punto, que las enviaron a un proceso de reparo para que las personas constataran su identidad. Finalmente en casi un mes el CNE dio luz verde a sólo en 65% de las rúbricas que alcanzó 2 millones 436 mil 830 firmas embaladas en 700 cajas.

Comentarios

comentarios