Connect with us

Destacados

El royal rebelde: Harry ya se aburrió de su vida en Estados Unidos

Harry y Meghan Markle se casaron en una lujosa ceremonia en la Capilla de San Jorge en 2018. Dos años más tarde, el 8 de enero de 2020, los Duques de Sussex anunciaron que abdicaban a los deberes reales

Publicado

/

Caracas.- Richard Hillgrove, un consultor en relaciones públicas que ha trabajado con varias celebridades de alto nivel, afirma que el príncipe Harry está "acosado" por una serie de dificultades desde que se fue del Reino Unido y ahora lucha por establecerse en Estados Unidos.

Lea también: Britney Spears desmiente haber amenazado a su hermana con un cuchillo

"El príncipe Harry está llevando una vida en Estados Unidos que está a un millón de millas de lo que quería con su esposa Meghan Markle", dijo el experto de la realeza y relacionista público.

En declaraciones a Express.co.uk , Hillgrove dijo: “Desafortunadamente, Harry es como un conejo entremedio de los focos y queda encandilado por ellos. Él no parece ser una persona feliz, en absoluto. Parece hastiado".

Sobre la entrevista de Harry con Tom Bradby en Sudáfrica en 2019, dijo: “Lo gracioso es que en la entrevista con ITV dijo que se retiraba de la vida real porque no quiere estar en el centro de atención. Pero luego Harry se transformó en esta "creación" que vive en Estados Unidos. Solo le falta estar en la parte superior de un autobús cantando con James Corden".

Advertisement

“Está a un millón de millas de lo que profesó que quería: una vida privada”, agregó.

El experto comentó sobre el Duque de Sussex que “tiene un sentido de la importancia y el poder, pero cuando los titiriteros en Estados Unidos que manejan el espectáculo de Harry y Meghan se dan cuenta de que no pueden obtener mucho más de ellos, se van y él queda al margen. Lo siento mucho por Harry”.

Harry y Meghan Markle se casaron en una lujosa ceremonia en la Capilla de San Jorge en 2018. Dos años más tarde, el 8 de enero de 2020, los Duques de Sussex anunciaron que abdicaban a los deberes reales.

La pareja perdió los beneficios económicos de la realeza, se mudó a Canadá y hoy vive en una mansión de 15 millones de dólares en Montecito, California, junto con sus hijos Archie y Lilibet Diana.





Advertisement

Tendencias