article-thumb
   

El terrible “como sea” de Nicolás Maduro, por María Paulina Camejo

El Cooperante

María Paulina Camejo. –  “Como sea”… Más allá de que se trate de Nicolás Maduro, que uno ya no sabe si es que se le salió, si metió la pata, o si le dijeron que lo hiciera a propósito -como lo ha dicho varias veces, y es que me atrevo a asumir que fue a propósito-; creo que debemos detenernos a pensar en el hecho de que tenemos a un líder de Estado, a un primer mandatario, diciendo delante de los medios de comunicación que hay que “ganar las elecciones como sea”. Eso es terrible.Él le está diciendo al país que va a hacer lo que haya que hacer, y de cualquier forma que haya que hacerlo, sin importar las leyes, ni la legislación, ni lo bueno ni lo malo, para ganar las elecciones.

Al mismo tiempo, les pide a sus seguidores que hagan lo mismo, lo que sea, que se puede traducir a: ¿Hay que hacer trampa en las mesas?, pues pa’ lante. ¿Hay que evitar que la gente vaya a votar?, de alguna manera se logrará. ¿Hay que mentir a la hora de dar los resultados?, pues como sea se hará.

No podemos olvidar que Maduro, como presidente, no representa a un grupo, aunque eso es lo que se empeñe en hacernos creer. Como dije en un artículo anterior, él no es más que un gerente, un administrador de este país, un empleado que se las da de jefe y que nos quiere hacer creer que somos accionistas minoritarios de esta gran compañía. Como presidente nos representa a todos y se empeña en segregarnos como si fuéramos menos venezolanos que sus seguidores… porque él ni venezolano es, ¿no?.

Algo que creo que hay que destacar es que Maduro podría defenderse diciendo que lo malinterpretamos. El 12 de octubre, en el acto que se celebró para conmemorar el Día del Encuentro de Dos Mundos (título que uso porque me parece el menos controversial), el Ejecutivo dijo: “Nosotros, las elecciones del 6 de diciembre nos jugamos la paz y, por la paz, vamos a ganar como sea… con guerra económica, con sabotaje eléctrico, ¡como sea vamos a ganar! ¡Con el pueblo movilizado, con la constitución en la mano, con el voto del pueblo! Como sea… ¿ustedes me entienden?”.

Él podría decir que ese “como sea” no contiene ningún tipo de connotación antidemocrática porque, al tener “la constitución en la mano”, está haciendo alusión a que esta se respetará. Aquella constitución que tanto defendimos en el 2007. Al hacer referencia a la movilización y al voto del pueblo tampoco está diciendo nada que vaya en contra de nuestros ideales democráticos. Ahora, la constante repetición de esta oración subordinada adverbial de modo (fugaz retorno a gramática de bachillerato) indica que ese “como sea” no conocerá los límites.

Si solo hubiera sido dicho ese día, y acompañado de esa aclaratoria, no podríamos decir mucho. Pero Maduro lo ha venido repitiendo y repitiendo para que entendamos que él y todo su grupo están dispuestos a hacer lo que haya que hacer para no salir de donde están.

Ahora, lo que nosotros tenemos que hacer es salir a votar, ese “como sea” busca sembrar miedo y, yo no sé ustedes, pero estoy cansada de un gobierno que recurre al miedo para gobernar. El miedo agota y siempre evoluciona en odio.

 

Comentarios

comentarios