article-thumb
   

“El tiempo luce apretado”: Banca y comercio en expectativa por reconversión

El Cooperante

Caracas, 09 de abril.– La reconversión monetaria la cual empezará a regir el 1 de mayo mantiene en expectativas a la banca y a los comerciantes.   Ambos  se preparan para la implementación  de la medida  anunciada por el Ejecutivo Nacional, que eliminará tres ceros al bolívar y que se prevé entrará en vigencia a partir del  04 de junio.

Lea también: A punto del colapso: Producción en industria de autopartes cayó 37%

Sin embargo,  esperan por los detalles que deberá definir en breve el BCV. El analista financiero, José Grasso Vecchio, declaró que la banca tiene la gran experiencia que adquirió en el tema de reconversión en el año 2007-2008 cuando se eliminaron tres ceros al bolívar y el proceso  se llevó adelante de manera  certera, sin mayores traumas. “En este caso  está la aprobación  de la reconversión por parte del Ejecutivo que ha sido publicada en Gaceta Oficial, pero se requiere  de una serie de resoluciones que debe dictar el BCV como, por ejemplo, la que establezca  el procedimiento a aplicar para el redondeo”, aclaró.

Consideró que en el sector bancario existe la preparación y la mejor voluntad para coadyuvar y llevar adelante el proceso. No obstante apunta que el tiempo es muy corto porque para el mes de mayo deberían desplegarse los precios en bolívares y bolívares soberanos en los comercios y los distintos establecimientos para luego, a partir del 04 de junio, proceder a la desmonetización del cono actual y la entrada en vigencia de la nueva familia, publicó El Universal.

“El tiempo luce bastante apretado, aunque  las instituciones financieras adelantan sus análisis respectivos porque son procesos que tienen aspectos tecnológicos, operativos  y logísticos muy importantes y delicados para poderlos realizar de la manera adecuada”, aseveró.


Dijo que están revisando todos los detalles  porque incluyen los valores que se van a fijar en los cajeros automáticos y en las clasificadoras o contadoras de billetes.    Por su parte,  la presidenta de Consecomercio, María Carolina Uzcátegui,  dijo  que el sector está preparado para el cambio y que puede ser beneficioso porque para algunos  comercios es imposible registrar cifras superiores a Bs 999 mil  y se ven obligados a generar dos o más facturas “y tanto la inversión en nuevas máquinas fiscales como la reprogramación son complicadas, la eliminación de los tres ceros lo hace más sencillo”.

Destacó que la incertidumbre es grande porque el Ejecutivo no ha informado, por ejemplo,  en cuánto quedará la gasolina y los servicios públicos apunta que estos últimos deben mejorar.

A su juicio hay diferencias enormes entre la reconversión adelantada en 2008 y la anunciada, especialmente porque esta última se adelanta  en un escenario de hiperinflación que desde hace bastante tiempo ha impuesto  un cambio de lenguaje que le quitó los 3 ceros a la moneda.

Comentarios

comentarios