Connect with us

Internacionales

Embajador de EE.UU. ante la OEA: "Esperamos tener consenso necesario para aprobar declaración"

Foto del avatar

Publicado

/

Washington, 19 de junio. EFE.- Estados Unidos espera que la reunión de cancilleres sobre Venezuela que se celebra este lunes en Cancún se logre un "cómodo punto medio" entre las posturas de dos bloques de países miembros de la OEA, lo que apunta a una declaración posiblemente más suave que la promovida inicialmente por Washington.

"Esperamos tener el consenso necesario para aprobar una declaración, que va a expresar nuestras preocupaciones colectivas y va a llamar a todas las partes a desistir de la violencia", dijo el representante interino de EE.UU. ante la Organización de Estados Americanos (OEA), Kevin Sullivan, en una conferencia telefónica. Si no se llega a un consenso, Estados Unidos confía en que el proceso de consulta entre los cancilleres se mantenga activo, mediante la suspensión de la reunión con el objetivo de retomarla más adelante, como ya ocurrió el pasado 31 de mayo.

Lea también: Canciller de México ve “los escenarios” abiertos en reunión de la OEA sobre crisis venezolana

"Esperamos que haya un consenso adecuado, si no, nosotros vamos a mantener la reunión abierta o vamos a buscar ese resultado", aseguró Sullivan, quien argumentó que las consultas entre los cancilleres de la OEA "tradicionalmente se mantienen abiertas mientras que continúe un tema o un desafío vigente". 

Los 14 países impulsores del encuentro -liderados por México, EE.UU., Canadá y Perú- están esperando que los 14 países de la Comunidad del Caribe (Caricom), que prefieren una declaración más suave, les hagan una propuesta para acercar posturas, según explicaron a Efe fuentes diplomáticas. "Estamos tratando de encontrar un cómodo punto medio, en el que expresemos las preocupaciones que todos tenemos sobre la situación y delineemos algunos pasos que creemos que podemos tomar juntos", aseguró Sullivan.

El diplomático subrayó que el contenido del proyecto de declaración está aún "bajo negociación", pero citó varios puntos "básicos" que se espera que estén incluidos. "La declaración estará basada en una expresión de preocupación sobre la situación política, económica y social en Venezuela", y es probable que mencione la "creciente violencia" en el país caribeño, apuntó Sullivan.

Advertisement




Tendencias