Connect with us

Investigación

Embajador Tarre: "La ayuda humanitaria la vamos a necesitar no solo para que caiga Maduro"

Foto del avatar

Publicado

/

Caracas.-  ¿Cómo se siente regresar al poder?

-Esa pregunta no me la esperaba...- y suelta la risa

Le puede interesar: Embajador Carlos Vecchio: “Esto se va a resolver pronto” (I)

Pero hay una fila de periodistas que esperan para entrevistar al nuevo embajador ante la OEA designado por Juan Guaidó. Su asistente nos interrumpe para recordarle que tiene sendas citas con dos embajadores importantes y en los pasillos de las oficinas que ocupan temporalmente los representantes del Gobierno interino en Washington, todo es un corre-corre con olor a poder. Trabaja desde las 7 am hasta la 1 de la madrugada. "Cuando llego a mi casa, tengo unos 700 mensajes de WhatsApp, otros 200 o 300 correos...Mil últimas horas en la noche las dedico a eso y me disculpo con algunos porque a veces no logro responder a todos". Pero no le gusta la palabra poder:

- Yo no me siento en el poder....si hay algo a lo que tenemos que regresar es a la visión de servidor público. Entonces esa palabra choca. Nosotros somos unos funcionarios que no tenemos sueldo. Unos funcionarios que no tenemos casa, no tenemos carro, no tenemos nada. De la manera como estamos trabajando, no se siente mucho lo que es el poder. Lo que si siento es una gran satisfacción de regresar al servicio público.

- ¿Cómo ve el día D?

Advertisement

- Pues un día de mucha alegría... va a ser también un reto fenomenal porque, como decíamos antes, la magnitud de la tarea es descomunal porque hay daños irreversibles.

-¿ La llegada de la Ayuda Humanitaria será un detonante para el derrumbe del Gobierno?

- Esta primera fase de ayuda, posiblemente tenga mucho que ver con la caída. En nuestro país hay hambre, gente comiendo de la basura. Y de golpe tienen en la frontera camiones cargados de comida y el Gobierno, por pura vanidad insólita, por no reconocer que hay una crisis en Venezuela, por inventar que se trata de una manipulación de los medios, se niega a dejarla entrar. Eso los va a afectar y a hacer mucho daño.

La ayuda humanitaria la vamos a necesitar no solo para que caiga Maduro, sino porque hay que alimentar a los niños, a los enfermos. Esa ayuda no será eterna, mientras el aparato productivo venezolano se reconstruye. Recordemos que nosotros producíamos el 70% de lo que comíamos y la gente criticaba porque les parecía poquísimo. Hoy importamos el 95%. Lo que hay que hacer es poner a producir a todas las fincas y empresas expropiadas. Eso va a generar empleo, inversión extranjera y nacional. Y la gente volverá a los mercados a comprar, no a hacer una cola para adquirir una bolsa CLAP de comida de pésima calidad.

- Altas autoridades del Gobierno de Rusia le dijeron a Bloomberg que ellos dudan que Maduro puede sobrevivir al reto actual de la oposición...Y hasta el ministro de Relaciones Exteriores de Rusia declaró que, haya o no diálogo en Venezuela, habrá cambio de régimen.

Advertisement

- Todo eso es verdad. Oficialmente no he tenido contacto con ningún funcionario ruso pero todo eso tiene mucho sentido. Esto no es la Unión Soviética, que pudo mantener a Cuba durante décadas porque era la otra gran potencia. Tenían dinero y armas. Rusia ahora es algo muy distinto. Es un Gobierno dictatorial, horrible, manejado por una mafia donde la política y la actividad privada se confunden y han generado fortunas gigantescas, con una economía basada en el petróleo, pero muy débil. Putin tiene una ambición imperial, pero no tiene con qué. Y tienen una deuda con Venezuela que quiere cobrar. Deudas que nosotros vamos a examinar...pero he tenido información de algunos oficiales que se han ido de Rusia, de que el material bélico que Venezuela adquirió a Rusia es de pésima calidad, era chatarra. Pero además uno los ve. La Carlota es un cementerio de helicópteros rusos. Y dicen que los tanques tampoco son nuevos, así como los aviones Sukhoi. Todo esa hay que revisarlo para ver realmente qué es lo que se les debe. Y lo que se les debe, se les va a pagar.

El caso de China es muy distinto. En primer lugar están mucho más callados que Rusia. Yo estuve hace poco en el Consejo de Seguridad de la ONU y el discurso del embajador chino duró dos minutos y prácticamente lo que dijo es que no le gustaba la injerencia norteamericana y que ojalá los venezolanos resolviéramos nuestros problemas. Mas nada. Lo que ocurre es que China necesita petróleo y nosotros necesitamos vender petróleo...

También puede leer: En el Grupo de Contacto creen que Maduro es un tirano que debe irse lo antes posible del poder

- ¿Y también van a revisar la deuda con China ?

- Así es. Vamos a terminar de revisar todo lo que fue legalmente contraído y eso se les va a pagar. Nosotros no vamos a salir a decir que no les vamos a pagar porque los chavistas se robaron el dinero. Eso no es problema de los chinos. Sé que si hay son muchísimas quejas de las empresas chinas sobre la corrupción de los funcionarios venezolanos que trabajan con ellas. Pero no olvidemos que hay esta circunstancia nueva, donde Estados Unidos se autoabastece de petróleo. Chavez abrió el comercio con China, que quedaba lejos, donde las operaciones salían mas caras, pero sin querer queriendo abrió un camino que ahora no será útil. Hay ahora una relación con China en materia petrolera que obviamente vamos a usar

-Sería la primera cosa buena que hizo en 20 años...

Advertisement

- Así es. Pero absolutamente involuntaria.

- ¿El hecho de que jóvenes como Juan Guaidó y todos los de su generación, que tienen las riendas en este momento, hayan seleccionado hombres como usted o Calderón Berti para cargos de estatura, le sorprendió?

- No me sorprende, porque desde que yo salí del Congreso, en 1998, he estado siempre tratando de ayudar a todo el que acepte mi ayuda. Y normalmente no la han rechazado. En consecuencia, con toda esta generación, la llamada del 2007, y con los que son un poco más viejos, siempre he tenido muy buenas relaciones. Con los más veteranos también, que fueron mis compañeros durante los 40 años de democracia, de los cuales 20 me tocaron a mi. Y en consecuencia la interrelación es muy buena, pero evidentemente hay un relevo. Y un relevo que, a mi en particular me causa, una inmensa satisfacción.

Hubo una época, cuando se habló de la "generación boba"- a mediados de los 80,s- y eso para mí era una tragedia. Yo daba clases en la universidad en esa época, tanto en la UCV como en la Simón Bolívar, Y para mí era trágico el desinterés que había por toda la cosa pública, no solo la política sino por todo lo que tuviera que ver con el Estado. Yo preguntaba si alguno quería hacer carrera pública y acaso se levantaba una mano si era PDVSA. Pero ningún estudiante, ni bueno ni malo, tenia eso en su agenda de futuro. Y eso cambió completamente. Hoy siento un entusiasmo juvenil por el país que antes no había. Y esa satisfacción es inmensa para quien estuvo en la dirigencia política activa.

-¿Entonces se podría decir que estos 20 años de chavismo, al menos dejaron eso también como logro?

Advertisement

- Sí. Cuando me preguntan a mí si hay algo bueno del chavismo, yo diría que sí. Ese es un logro. Y lo otro es que toda la idea de que el Estado debería meterse en todo, que todo debería ser nacionalizado, que la privatización era un pecado, bueno gracias al chavismo esa idea ha desaparecido bastante en el ánimo de los venezolanos.Digamos que esas dos herencias, por el lado negativo, es lo poquito que deja el chavismo como herencia para Venezuela.

- ¿Usted se está reuniendo que tanta gente para qué?...me refiero a embajadores, organismos internacionales, etc.

-Todas las reuniones que tengo es con un objetivo. Ayudar al presidente interino, ayudar a la transición y a la democracia. Y eso nos da un ámbito bastante grande de acción. Y siendo un embajador en contacto con el cuerpo diplomático - aquí funciona la OEA, la Organización Panamericana de la Salud,- grandes de Think Thank y universidades-, me da la posibilidad de solicitar ayuda, dar explicaciones y hacerle entender a la gente qué es lo que esta ocurriendo.

-También solicita ayuda económica...

-La ayuda al final va a ser ayuda económica, pero también va a ser intelectual, de profesionales que pretenden proyectos. La ayuda puede ser también es apoyo moral, hasta una oración de la gente. Cualquier cosa necesitamos.

Advertisement

- ¿Cuándo ocupa usted silla que le corresponde en la OEA?

-Le voy a decir que es lo que menos me importa, porque yo me siento en cualquier silla, siempre y cuando lo que esté haciendo sea útil.

-Pero es un símbolo sentarse en la OEA...

- Ese símbolo esta sujeto a procedimientos que son relativamente lentos. Entonces yo no me detengo allí, eso no me inhibe de estar ejerciendo mi función de embajador desde que llegué aquí.

- ¿Y qué se sabe de Samuel Moncada?

Advertisement

-Moncada sigue estando en Naciones Unidas y le garantizo que él no esta pasando hambre. Nunca ha sido Embajador en la OEA porque para serlo requería de la aprobación de la Asamblea Nacional y Moncada nunca lo tuvo. Y al no tener esa aprobación, la OEA nunca lo recibió. Pero la normativa de la OEA permite la acreditación temporal, específica, para una reunión de alguien que el Gobierno de Venezuela haya designado. Y así es como había venido él. Pero él vive en Nueva York. La embajada de la OEA estaba vacante, como tampoco ha habido embajador en los Estados Unidos. Entonces una de las miles de cosas que hay que reconstruir es un servicio diplomático de carrera, de gente del oficio.

- ¿En cuanto a militancia política, usted se define hoy como un free lance?

-Mire, Copei se desvaneció. Si usted me pregunta ¿Usted es copeyano?, diría que sí porque pasé 40 años allí. Soy copeyano sin que haya una estructura partidista. Porque lo que funge como Copei hoy es un instrumento horrible del Gobierno. Y los otros tienen un peso relativamente pequeño. Eso no me produce ninguna satisfacción. Me hubiera gustado que mi partido hubiese sobrevivido a todo esto y fuese ahora una opción, pero yo constato que eso simplemente no lo es. Y hay gente de pensamiento socialcristiano en muchas de las organizaciones políticas vivas en Venezuela. Uno se consigue copeyanos en todas partes que encontraron otro cauce. Y yo no hice otra cosa que estimularlos.

-¿ Usted cree que el chavismo o el PSUV tendrá larga vida si cae Maduro?

- El daño que se la causado al país y la imagen que va a quedar es tan negativa, que el futuro que tienen es complicado. En las encuestas el PSUV aparece con unos números amplificados porque la mayoría son empleados públicos, que viven del Gobierno y declaran que son del PSUV porque de allí depende la comida que llevan a su casa y temen que el encuestador sea un agente del Gobierno o algún cubano que los vaya a denunciar...igual ocurre con la gente que está recibiendo ayuda, que recibe las bolsitas CLAP aunque sea una vez al mes, prefieren decir que son del PSUV.

Advertisement

-Una vez que eso desaparezca, creo que el chavismo que va a quedar va a ser exiguo. Y cuando uno ve personajes como Rafael Ramírez, que es el destructor de PDVSA, el que mató las gallinas de los huevos de oro, que tiene la pretensión y el cinismo de decir que el va gobernar Venezuela...pues le digo a que vaya a Venezuela pero a enfrentar los tribunales. Pero desde el punto de vista político, le va a costar mucho a Rafael Ramírez justificar lo que hizo en PDVSA y la destrucción de la que fue la mejor empresa petrolera del mundo. Así como el tratamiento inhumano que le dio a los empleados despedidos. Allí hay mucho delito.

- ¿Usted participó en el plan de magnicidio del presidente...?

- ¡Por Dios¡ Me tuve que ir del país porque tenia orden de detención. Lo que me hicieron conmigo forma parte de la estrategia cubana de represión selectiva. No es que yo fuera un líder prominente de la oposición ni mucho menos, pero en Globovisión, cada vez que había un tema constitucional, entonces me invitaban a mi. Y debía hacerlo más o menos bien, porque me seguían invitando. Pero algún daño les estaba haciendo y pensaron que si metían preso a mí, todos los demás abogados se iban a asustar.

- ¿Y cómo se enteró que usted estaba en un grupo de magnicidas?

- Por la cadena de radio y televisión...yo estaba en una reunión y me llamaron: "Prende el televisor que Maduro te está amenazando".. Entonces vi que estaban diciendo que yo iba a matar a Maduro. Y al principio me reía. Me metieron en un grupo donde casi todos estaban fuera del país, menos María Corina, que es mi amiga y que tiene mucho más coraje que yo.

Advertisement

- ¿Usted quisiera que Maduro se fuera a una isla o a una prisión?

-Yo quiero que el salga de Miraflores, ni siquiera de Venezuela. Lo fundamental es que salga y que deje de dañar al país.



Tendencias