article-thumb
   

Embajadores de Guaidó se reunieron en Colombia para diseñar estrategia contra Maduro

El Cooperante | 27 abril, 2019

Caracas.-  Los embajadores venezolanos nombrados en la región por el presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, se reunieron este sábado en Colombia para discutir formas de aumentar la presión diplomática sobre Nicolás Maduro, quien conserva el apoyo del liderazgo de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana y cuenta con Rusia y China como sus aliados.

Lea también: Rusia exhorta a EE. UU. a “poner fin al chantaje” tras nuevas sanciones contra Venezuela

Unos 13 diplomáticos opositores buscan que las decenas de países que los apoyan, liderados por Estados Unidos y Colombia, incrementen las sanciones contra el mandatario venezolano y sus colaboradores, acusados por el colapso económico y el deterioro de la democracia.

Queremos tener todo lo que significa la estrategia para acercar a países como Rusia y China para que sean parte de la solución”, dijo a Reuters el expresidente de la Asamblea Nacional de Venezuela y representante de Venezuela ante el Grupo de Lima, Julio Borges, exiliado en Bogotá.

Los diplomáticos podrán contar con la solidaridad, el acompañamiento y la acción sin descanso del Gobierno colombiano para crear condiciones que permitan a los venezolanos volver a vivir en democracia y libertad, manifestó durante el encuentro el canciller de ese país, Carlos Holmes Trujillo.

“Colombia está con ustedes, continuará convocando a más países, seguirá promoviendo más acciones diplomáticas y políticas, más presencia internacional, más reconocimiento, será cada vez más creativo y más propositivo en el entendido naturalmente, en tanto, creemos más condiciones internacionales tendrá un impacto interno positivo en ese proceso de condiciones”, expresó.

Borges dijo que planeaba celebrar un evento similar para los enviados de la oposición en Europa en mayo.

Pese a la presión internacional y a las protestas, Maduro aún controla las instituciones estatales y mantiene el respaldo de la cúpula castrense y de una parte de la población.

“Se encuentra uno con la teoría de que hay desánimo, que no se ha avanzado mucho. Nosotros tenemos una visión dinámica de lo que está sucediendo, vemos esto como un proceso irreversible, del fin de la usurpación y el final de la tiranía”, afirmó Trujillo.

Comentarios

comentarios