article-thumb
   

Habla el autor de Bumerán Chávez: Sabía que Cabello no iba a presentar demanda contra ABC

Jose G Martinez

José Gregorio Martínez.- Haber publicado una serie de exclusivas sobre el desarrollo de la enfermedad del fallecido presidente Hugo Chávez le abrió las puertas a Emili Blasco para escribir el polémico libro Bumerán Chávez, basado en informes confidenciales y testimonios de funcionarios que desertaron de la cúpula de poder de Venezuela para colaborar con el Gobierno de Estados Unidos en investigaciones que van desde vinculaciones con el narcotráfico, entrenamiento de células terroristas de Hezbolá en el país, corrupción en Petróleos de Venezuela S.A. (Pdvsa) y fraude en las elecciones presidenciales de 2013.

El periodista español que realizó este minucioso trabajo desde Washington como corresponsal del diario madrileño ABC, ofreció una entrevista exclusiva a El Cooperante a un mes de las elecciones parlamentarias, en la que advierte que el oficialismo intentará reeditar el fraude con votos falsos que habría permitido a Nicolás Maduro arrebatarle el triunfo a Henrique Capriles, pero a la vez aclara que con una ventaja contundente a favor de la oposición será muy difícil ocultar la trampa y recuerda que la diplomacia petrolera ahora tiene menos músculo

Usted contó con testigos que hasta hacía poco tiempo estaban en el corazón del chavismo como Rafael Isea y Leamsy Salazar para escribir Bumerán Chávez. Con la huida y confesión del exfiscal Franklin Nieves parece repetirse la historia ¿Se ha puesto en contacto con Nieves para dar continuidad a su labor y escribir tal vez un libro sobre el caso de Leopoldo López o las irregularidades en el Poder Judicial?

Sí, he podido hablar con Franklin Nieves, pero de momento no tengo previsto una segunda parte de Bumerán Chávez, aunque ciertamente la corrupción judicial da para mucho.

¿Considera que hay alguna novedad en el caso del exfical Nieves o es una reedición de las confesiones del exmagistrado Eladio Aponte?

Básicamente es el mismo tipo de revelación: injerencia directa desde la cúpula del Estado, coordinación de la presidencia con la fiscal general, órdenes a los fiscales, manipulación de pruebas, presión sobre testigos… Aponte, por el cargo que tuvo de jefe de la sala Penal del TSJ, probablemente intervino en más casos y pudo ofrecer más datos.

Confesiones como las de Isea, Salazar, Aponte y Nieves en Venezuela solo encabezan titulares de prensa por algunos días y luego no pasa más nada ¿Constituyen las declaraciones en su libro evidencias contundentes para iniciar investigaciones en países como Estados Unidos o España?

Hay investigaciones en marcha. En Estados Unidos las distintas agencias han reunido mucha información, evidentemente más de lo que yo haya podido publicar. Para procesos judiciales se requieren ciertos estándares de pruebas, no siempre fáciles de alcanzar. No me cabe duda de que veremos perseguidos judicialmente a altos cargos del chavismo (ya ha sucedido con alguno). En cuanto a los que están arriba del todo -como Diosdado Cabello- las investigaciones topan con consideraciones de oportunidad política.

En Bumerán Chávez detalla la relación de Diosdado Cabello con Hugo “el Pollo” Carvajal y la guerrilla colombiana en el negocio del narcotráfico. El senador Robert Menéndez confirmó recientemente que agencias norteamericanas observan los pasos de Cabello ¿Qué papel ha jugado usted y su libro en esta investigación, dado que funge como corresponsal en Washington y sus entrevistados son testigos protegidos de EE.UU.?

Las agencias norteamericanas tienen información por sí mismas. No creo que yo haya desvelado nada que ellas no hayan investigado por su cuenta. Es posible, no obstante, que unas desconozcan lo que saben las otras y mi libro puede haber servido para dar una idea más global de la actividad delictiva del chavismo. El libro también ha servido para que políticos y otros dirigentes, que no tienen acceso a la información confidencial de las agencias de EE.UU., se hayan hecho una idea más precisa de las actividades ilícitas descritas.

El director de ABC respondió a la amenaza de Diosdado Cabello de demandar al diario, que confiaba en su corresponsal en Washington y estaba dispuesto a llevar pruebas de lo publicado ante cualquier tribunal ¿Ha recibido usted algún oficio legal o amenaza por parte de Cabello?

No he recibido nada. Desde el principio estaba claro que Cabello no iba a presentar ninguna demanda contra ABC.

El presunto blanqueo de más de mil 400 millones de euros por parte de Rafael Ramírez a través de su primo Diego Salazar sigue dando de qué hablar, sin embargo, el expresidente de Pdvsa se desempaña sin inconveniente alguno como embajador en la ONU. ¿Es la diplomacia un obstáculo en las investigaciones, tal como ocurrió con Carvajal en Aruba?

No es obstáculo para una investigación. Lo sería para una detención, pero de momento no hay una acusación formal. Es posible que mientras Ramírez sea embajador siga negándose a colaborar con las autoridades de Estados Unidos. Si pierde la inmunidad deberá elegir entre colaborar o volver a Venezuela, donde quizás Maduro no le reciba con los brazos abiertos.

¿Qué opina del hecho de que Cabello haya demandado en Venezuela a los medios El Nacional, Tal Cual y La Patilla solo por haberse hecho eco de la noticia publicada en ABC?

Es una muestra de la falta de libertades en Venezuela. Algo así no ocurre en un país democrático.

En pocos días se llevarán a cabo las elecciones parlamentarias sin observadores internaciones ¿Qué espera de estos comicios luego de haber confesado en su libro el exescolta de Cabello que en 2013 manipularon los resultados para arrebatarle el triunfo a Capriles?

El Gobierno volverá a hacer trampa y fabricará miles de votos falsos. El chavismo hará todo lo que pueda por robar las elecciones, pero cuanto mayor sea la avalancha de voto opositor más difícil será taparlo.

Denuncias como el entrenamiento de células de Hezbolá y la existencia de bunkers en estados llaneros con dinero del narcotráfico jamás podrían confirmarse con todos los organismos de seguridad en manos del Gobierno ¿Cómo ve la prensa extranjera la celebración de unas elecciones con todos los municipios de la frontera con Colombia bajo estado de excepción, es decir,  control absoluto y a discreción del Ejecutivo?

Ciertamente hay cosas difíciles de verificar sobre el terreno, pero testimonios coincidentes sirven para establecer la verdad. En cuanto a la frontera, su cierre en parte se interpreta precisamente en clave electoral: la imposibilidad de la oposición de hacer campaña en esos lugares.

Destaca a lo largo de su libro el dominio político que logró el chavismo en la región gracias a la “petrochequera” ¿Con la caída a más de la mitad de los precios del petróleo y la pérdida de apoyo incondicional de gobiernos suramericanos y caribeños, rebotará en estas elecciones el bumerán exterior de Chávez?

La diplomacia petrolera venezolana tiene ahora menos músculo, pero las incertidumbres sobre la economía latinoamericana (menos compras e inversión de China) pueden hacer que aún numerosos países pequeños sigan dependiendo de la generosidad, ciertamente venida a menos, de Petrocaribe.

Comentarios

comentarios