article-thumb
   

Empleada de una cadena de comida rápida se negó a atender a clienta que no habla español

El Cooperante | 15 septiembre, 2018

Caracas.- Una empleada de Taco Bell, una reconocida cadena de comida rápida, en Hialeah, Estados Unidos, se negó a tomar el pedido de una clienta que no hablaba español alegando que en el establecimiento nadie hablaba inglés, denunció la usuaria en un video que se viralizó en las redes sociales.

Lea también: ¡Qué susto! Una ballena emerge de manera inesperada y golpea un bote inflable con turistas (+Video)

“¿Ustedes tienen una mánager aquí?”, preguntó molesta la noche del jueves Alexandria Montgomery frente a la ventana del autoservicio. “Está en su casa durmiendo”, le respondió la empleada, quien, en tono displicente, se negó a recibir la orden, publicó El Nuevo Herald.

Montgomery insistió en pedir la orden. En el video se ve cómo la mujer le ruega, le exige que le tome el pedido, pero la empleada le responde una y otra vez que en ese Taco Bell no hay nadie que hable inglés. “Mi vida, tengo carro detrás”, le dice la empleada y cierra la ventanilla.

¿Te puedes mover por favor?. Tengo una orden atrás. No hay nadie que hable inglés”, le grita a Montgomery la empleada, que también era la jefe de turno del restaurante, y luego la amenaza con llamar a la Policía. “Esto es Hialeah, lo siento”, añade. Otros dos trabajadores de Taco Bell se acercaron a la ventanilla al escuchar el altercado, pero aparentemente no intentan ayudar a la cliente.


“No más, papi”, le dijo la dependiente a un hombre que iba en el auto con Montgomery y trata de argumentar que no salía de su asombro por no ser atendidos en inglés en Estados Unidos. Finalmente la clienta se fue del lugar.

“Este incidente ocurrió la noche del miércoles alrededor de las 10:30 p.m. Me puse en contacto con el gerente y, después de explicarle lo que sucedió, todo lo que hizo fue disculparse y decir ‘gracias’ y la llamada se desconectó”, dijo Montgomery al medio estadounidense. Montgomery publicó el video en sus redes sociales donde ha desatado una ola de indignación. La empleada, finalmente, fue despedida.

Comentarios

comentarios