article-thumb
   

Empresas y madurismo se regatean los precios en medio de brutal hiperinflación

El Cooperante | 8 marzo, 2018

Caracas, 8 de marzo.- Cuando la unidad venezolana de Colgate-Palmolive elevó en enero el precio del detergente para ropa para mantenerse al ritmo de la inflación que alcanzó el 85% el mes anterior, recibió una rápida reprimenda del Gobierno del presidente Nicolás Maduro, que exigió un recorte de precios de casi el 90%.

Lea también: Alertan que hay déficit de 72% de carne bovina para consumo humano en Venezuela

La agencia Sundde ordenó una reducción del precio de un contenedor de un litro de detergente Vel Rosa al equivalente de 0,16 dólares desde 1,40 dólares, de acuerdo con líderes sindicales y empleados de la compañía. En respuesta, Colgate cerró la planta que lo produce, de acuerdo con una carta del 2 de febrero a Sundde vista por Reuters, diciendo que las operaciones serían insostenibles en esos términos.

Cuando reanudó la producción una semana después de una reunión con Sundde, los resultados fueron precisamente los opuestos a los que las autoridades habían buscado: Colgate había reducido a la mitad su tamaño de contenedor estándar para Vel Rosa y lo estaba vendiendo por el equivalente a 0,83 dólares, dijeron las fuentes. elevando el precio en 19%.

El incidente pone de relieve cómo las empresas multinacionales en Venezuela se han vuelto más agresivas en contra de las demandas del Gobierno de que vendan bienes a precios inferiores a los de producción. De acuerdo con los empleados de la compañía, disputas de precios similares desde principios de año involucraron a compañías como Nestlé y  Coca Cola, ya que Maduro busca frenar la inflación anual que ha alcanzado el 4000% extraoficialmente.


Comentarios

comentarios