article-thumb
   

En cifras: Éxodo masivo de venezolanos a Colombia desata una crisis en la frontera

El Cooperante

Caracas, 8 de febrero.- A más de 50% se ha incrementado la llegada de venezolano documentos y sin documentos a Colombia, según cifras ofrecidas por el director para el Desarrollo y la Integración Fronteriza de la Cancillería, Víctor Bautista.

Lea también – Santos anuncia nuevas medidas para que la entrada de venezolanos sea controlada





Bautista explica que cerca de 1.500.000 personas se han registrado en la tarjeta de movilidad fronteriza. Sin embargo, asegura que las condiciones de estos inmigrantes son especiales: no tienen recursos para continuar el viaje hacia otros países, buscan a familiares o personas cercanas que han cruzado la frontera y muchos de ellos vienen de recorrer largos trayectos caminando.

El alcalde de Cúcuta, César Rojas, aseguró que no está utilizando recursos de su administración para atender a los venezolanos, de acuerdo a lo reseñado por Caracol Radio. Asimismo, agregó que la frontera es permeable y no hay suficientes oficiales de la Policía y el Ejército para atender la creciente inseguridad.

Por su parte, el analista Marcos Peckel asegura que el gobierno de Colombia ya debe acudir a instancias internacionales porque considera que “el Estado se está quedando corto”. Compara la situación con la frontera entre Siria y Turquía, en la que este último país debió acudir a la Unión Europea para la instalación de campamentos de refugiados.


Lea también – Canciller de Colombia: “No podemos entrar en xenofobia y ver al venezolano como causante de males”

El exgobernador de La Guajira, Weildler Guerra, se presenta una migración circular en donde “trabajan por 10 o 15 días en Colombia y luego se devuelven”, repitiendo el ciclo. Además, asevera que alrededor de 1.200 personas cruzan al día por la zona de Paraguachón.

La directora del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, Karen Abudinen, asegura que han atendido a 23.000 niños venezolanos en todo el país y cerca de 2.400 en Norte de Santander. Los incluyen en programas de salud, educación e integración. Hay 22 menores que no tienen familia y que han sido vinculados a programas con madres sustitutas.

Comentarios

comentarios