article-thumb
   

En detalles: La niña que fue asesinada y carbonizada en Gramoven por haberse defecado

Lysaura Fuentes | 3 diciembre, 2018

Caracas.- El pasado domingo 18 de noviembre localizaron el cadáver de una niña  de dos años y 11 meses dentro de un contenedor de basura en la parte alta del sector 19 de abril en Gramoven, parroquia Sucre, municipio Libertador de Caracas.

Lea también: “La matan porque se había evacuado”, dijo Douglas Rico sobre niña hallada carbonizada en contenedor de basura

Los pesquisas de la División de Homicidios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) cuando acudieron al sitio se les dificultó en un principio determinar el sexo del cadáver hallado, pero luego de la autopsia conocieron que se trataba de una niña. En ese instante iniciaron las averiguaciones del caso que los llevaron a conocer la participación de una mujer identificada como Sarayen Omira Mora, de 35 años, en este hecho.

Foto: Cortesía
Foto: Cortesía

Esta mujer se encargaba de la menor desde hace aproximadamente tres meses cuando la madre de la niña de nombre Ayut Zailex Cena Barrios, de 31 años, se la dejó en sus manos.

Ese domingo la niña estaba llorando porque se había defecado y orinado, un hecho que enfureció a Sarayen Omira, quien le propinó un golpe en el tórax a la menor hasta causarle la muerte.

Tras el asesinato de la pequeña, Sarayen se comunicó con su pareja de nombre Samuel Antonio Guevara, de 30 años, y junto a seis adolescentes (entre ellos un hijo y sobrina de Sarayen) envolvieron el cuerpo en una sábana, luego la colocaron en un cuarto de la vivienda, donde ocurrió el hecho, mientras planificaban como deshacerse del cadáver.

Foto: Cortesía
Foto: Cortesía

Sarayen le pidió a su pareja y a dos de los adolescentes que cavaran en un terreno, situado cerca del viaducto Caracas-La Guaira, para enterrar el cadáver de la niña, pero como las herramientas que llevaron al sitio no les sirvieron, procedieron a colocar el cuerpo en un pipote, luego le pagaron 3 mil bolívares soberanos a un hombre para que los trasladara en un vehículo hasta el terminal de La Bandera, antes se detuvieron por un momento en un contenedor de basura, situado en el sector 19 de abril en Gramoven, donde lanzan el pipote, con el cuerpo de la menor, y lo prenden en fuego.

Un grupo de los implicados llegaron hasta el terminal de La Bandera, pero como no consiguieron pasajes, se trasladaron hasta un terminal en San Martín, desde donde viajan hasta Maturín, estado Monagas. En esta ciudad los pesquisas del Cicpc capturaron a unos de los implicados, mientras que los otros fueron detenidos en Caracas.

En cuanto a la madre de la niña, esta fue detenida por abandono contra la menor.

Foto: Cortesía

 

Comentarios

comentarios