article-thumb
   

¡En el fondo! Chavismo es la tercera opción para las parlamentarias, revela IVAD

Jose G Martinez

José Gregorio Martínez.- Aunque la oposición no encanta, el Gobierno decepciona. La más reciente encuesta del Instituto Venezolano de Análisis de Datos (IVAD) revela que el voto castigo será determinante en las elecciones parlamentarias del 6 de diciembre, ubicando al chavismo como tercera opción en intención de voto, por debajo de los candidatos de la Mesa de Unidad Democrática (MUD) y de los independientes.

El estudio basado en mil 200 entrevistas que se realizó entre el 28 de mayo y el 11 de junio indica que 32,6% de los encuestados se inclinan por candidatos de la oposición, mientras que 27,6% prefiere a los independientes y apenas 20,8% apuesta por los abanderados del Gobierno, según publica El Nacional.

En el escenario polarizado la oposición arrastra un importante porcentaje de votos independientes, llegando a 41,8%, mientras que el chavismo apenas crece un par de puntos al ubicarse en 22,1% y los indecisos se ubican en 20,6%.

La razón de estos resultados obedece a que 71,2% de los encuestados valora como “mala” la gestión del presidente Nicolás Maduro, frente a 27,4% que la considera positiva. En este mismo orden de ideas, la encuesta revela que en apenas un mes, 5,8% dejaron de identificarse como oficialistas, una vez que en mayo 33% se autodenominaban afectos al Gobierno y en junio esta cifra bajó a 27,2%, pasando a ser el tercer bloque político del país por primera vez en la historia, puesto que 35,9% se identificaron como opositores y 30,7% como neutrales.

Sin embargo, las noticias no son del todo buenas para la oposición. Si bien es la primera fuerza en cuanto apoyo popular, esto se debe a la caída del chavismo y no a su propio crecimiento. Édgar Gutiérrez, coordinador de Venebarómetro, explica a El Nacional que está operando más un voto en contra de algo que a favor de algo.

La escasez supera a la inflación como principal problema del país al ubicarse el primero con 74% y el segundo con 73%. Aclara el estudio que si bien la inseguridad preocupa más a los sectores A, B y C, el desabastecimiento es el principal problema en las clases D y E, donde se ubicaba el mayor apoyo al chavismo, concluyendo que la escasez de productos parece ser directamente proporcional a la merma de votos para el PSUV. Además, todo indica que ya nadie cree la hipótesis oficial de la guerra económica, pues 57,3% responsabiliza al Gobierno y al modelo socialista del aumento de precios y solo 31,5% culpa a los comerciantes, productores y empresarios.

Con información de El Nacional

Comentarios

comentarios