article-thumb
   

En el marco de la “Operación Libertad”, Juan Guaidó visitó el corazón del oeste de Caracas

El Cooperante | 5 octubre, 2019

Caracas/Foto de portada: CCN.- Bajo la consigna “sí se puede, sí se puede”, el presidente (e) de Venezuela, Juan Guaidó, fue recibido este sábado en el mercado popular de Ruiz Pineda, al oeste de la ciudad de Caracas. Comerciantes informales y ciudadanos lo acompañaron durante su recorrido que duró más de una hora.

Le puede interesar: La implosión de Pdvsa se acelera y el Gobierno no sabe frenarla

Aproximadamente a las 9.00 am llegó al mercado desde donde dijo que es “más que evidente” la emergencia en la que está el país cuando por ejemplo un cartón de huevo cuesta 90 mil bolívares, el equivalente a dos salarios mínimos.





“Estamos en Ruiz Pineda, en el corazón del oeste de Caracas. Estamos en emergencia y por eso yo personalmente estoy buscando a los venezolanos para invitarlos a sumarse a la lucha porque el cuándo va a depender de hoy, de lo que hagamos y ejerzamos con fuerza. El régimen quiere hacer ver que esta es una lucha por el poder, no, esta lucha es para vivir con dignidad en definitiva”.

Asimismo rechazó que actualmente los niños venezolanos se vean forzados a trabajar y a abandonar los estudios para poder sobrevivir a esta crisis sin precedentes en Venezuela.

Citó como ejemplo, el caso de los niños y adolescentes del sector Mañonga, en su estado natal Vargas, quienes transportan agua en unas carretas por más de 10 kilómetros para venderla y por lo menos comprar medio kilo de pan.





“No podemos permitir que nuestros niños decidan ir a carretear agua, en vez de formarse. Esos chamos que transportan agua entre ocho y 12 kilómetros en Mañonga deberán formarse para ser ingenieros y llevar esa agua a esa o cualquier comunidad por tubería”.

Refirió que algunos abandonaron la escolaridad para dedicarse a “sobrevivir”, a aguantar y a soportar esta tragedia; por lo que indicó que el reto es crear condiciones para que los niños no dejen los estudios para ir a trabajar.

“Dios te bendiga hijo, usted es la esperanza. Dios te bendiga”, le dijo una abuelita que se encontraba en el sitio tratando de ver qué compraba con la pensión de 40 mil bolívares (dos dólares).

El mercado de Chacao, fue el segundo que visitó  Guaidó este sábado. Allí también fue recibido efusivamente por quienes laboran en el sitio y por la clientela.

En sus declaraciones a los medios de comunicación nacionales e internacionales dijo que el régimen no se atreve a darle la cara a la gente.

“El turismo electoral político del régimen no ha funcionado, no se trajeron ni siquiera una bolsa de maní para Miraflores. Lo único que quedó del turismo político del régimen fue la bolsa de Miraflores”.

Señaló que se han tenido “grandes victorias políticas y diplomáticas”; pero no es suficiente y no se puede decir que “lo logramos, que ganamos cuando vemos a niños trasladando agua por kilómetros en vez de ir a estudiar”.

“Cuando nunca más veamos a un niño pidiendo comida, cuando nunca más decida trabajar en vez de estudiar, diremos que ganamos. Hoy no es suficiente y lo sabemos, reconocemos los errores que hemos cometido, pero estamos aquí para corregirlos y para avanzar con nuestra gente”.

 

Comentarios

comentarios