article-thumb
   

En España califican obsequio de Evo como un “regalo blasfemo”

Christhian Colina

Christhian Colina.- El Cristo clavado en la hoz y el martillo obsequiado por el presidente de Bolivia, Evo Morales, sigue generado polémica. Mientras que un representante de la iglesia católica española consideró el hecho como un “insulto” y un “regalo blasfemo”. Mientras que el sacerdote jesuita Xavier Albó detalló los alcances históricos y teológicos que impulsaron al fallecido Luis Espinal a concebirla.

A través de su cuenta en la red social Twitter, el obispo de San Sebastián en España, José Ignacio Munilla, criticó el gesto de Morales por su manipulación de la religión con el fin de exaltar al comunismo.

La “cruz comunista”  representa necesidad de dialogo entre marxistas y católicos 

El obsequio entregado a Francisco, es una réplica de un tallado que hizo el sacerdote jesuita Luis Espinal antes de ser asesinado en marzo de 1980 en La Paz. La pieza original se encuentra en la sede de la Compañía de Jesús de la capital boliviana.

El sacerdote jesuita Xavier Albó, amigo de Espinal, ha señalado que el símbolo refleja a “Cristo de sus primeros votos, con un martillo vertical y una hoz horizontal para expresar el necesario pero huidizo diálogo cristiano marxista, con los obreros y campesinos. El que lo hiciera con el Cristo de sus votos muestra cuán adentro sentía la urgencia de tal diálogo”.

También afirmó que el tallado de Espinal se refería a la huelga de hambre que en enero de 1978 forzó al dictador boliviano Hugo Banzer a convocar a elecciones nacionales en julio de ese mismo año.

Comentarios

comentarios