article-thumb
   

¡En la mira! En Estados Unidos adelantan dos investigaciones contra Rafael Ramírez

El Cooperante | 4 marzo, 2018

Caracas, 4 de marzo.- El “Zar petrolero”, Rafael Ramírez, actualmente acusado por el gobierno venezolano de malversación de dineros públicos y corrupción, es objeto de al menos dos investigaciones federales en cortes de Nueva York y Texas, todas vinculadas a transacciones relacionadas con Pdvsa a través del sistema financiero norteamericano, revelaron fuentes.

Lea también: ¿Para tapar guisos? Pdvsa prohíbe a gerentes y jefes ingresar con celulares a las reuniones

Por lo menos una de las investigaciones derivó en una acusación federal formal, y fue presentada el año pasado ante un Gran Jurado en el Distrito Sur de Texas, con sede en Houston, de acuerdo a un testigo del proceso. Fiscales federales vinculados a la investigación han recolectado evidencias, grabaciones y testimonios de personas que presuntamente participaron o fueron testigos de transacciones irregulares en las que está implicado Ramírez, publicaron los periodistas Maibort Petit y Casto Ocando en Venezuela al Día. 

De acuerdo a estas fuente, que también pidió el anonimato porque no estaba autorizado formalmente a declarar oficialmente, existen al menos 6 horas de grabación en dispositivos de seguridad usados por el gobierno de Estados Unidos para generar evidencias “blindadas” que serán usadas en futuros juicios contra Ramírez ante las Naciones Unidas.

Los registros presuntamente prueban que el exdiplomático, actualmente radicado en un lugar no identificado de Europa, violó leyes norteamericanas que penalizan el lavado de dinero procedente de la corrupción. Las investigaciones están siendo conducidas por un Task Force integrado por fiscales y agentes de varias agencias federales, coordinados por el Departamento de Homeland Security.


Negocia con el imperio

Contrario a lo que sostuvo al salir del territorio norteamericano y hacer públicas su aspiración presidencial y su oposición al régimen de Nicolás Maduro, el expresidente de Pdvsa mantuvo una línea de comunicación abierta con agencias federales que buscaban su colaboración y entrega de información privilegiada, a cambio de beneficios.

Los contactos entre Ramírez y funcionarios de la administración Obama fueron propiciados principalmente cuando Ramírez fue designado embajador de Venezuela en las Naciones Unidas, a través de los buenos oficios de otro diplomático chavista, Berrnardo Álvarez, exembajador en Washington y entonces embajador en la Organización de Estados Americanos (OEA).

De acuerdo a fuentes familiarizadas con las conversaciones, Ramírez habría manifestado su disposición a cooperar con las autoridades norteamericanas a cambio de apoyo de Washington a su candidatura presidencial. Tanto Ramírez como Álvarez formaban parte de un creciente grupo de chavistas descontentos con el giro de la revolución que estaba dando Nicolás Maduro. El canal de comunicación de Ramírez con Washington culminó tras la repentina muerte de Álvarez, de 60 años, que sufrió un infarto durante una visita suya a Caracas en 2016.

 

Comentarios

comentarios