Conéctate con nosotros

Hola, ¿qué estás buscando?

Sucesos

En Lara: privado de libertad sujeto que asesinó a golpes a coordinador pastoral de un colegio

El victimario permanecerá recluido en la sede del Cicpc en Lara

Caracas-. Un tribunal de control privó de libertad a Rawuel Eleazar Marín Taborda, de 27 años quien es el presunto responsable del homicidio de Luigi Manganiello Gnerre, de 46 años, coordinador pastoral juvenil del Colegio La Salle de Barquisimeto, estado Lara.

Lea también: «Supermercados Aldi en EE. UU. pagará extra a los trabajadores que se vacunen contra la COVID-19«

El pasado 5 de enero, Martín Taborda le pidió dinero prestado a Manganiello, quien lo llevó a su domicilio en la parroquia Concepción del municipio Iribarren en Lara. Cuando llegaron, comenzaron a discutir y este último golpeó la cabeza de la víctima con la tapa de un tanque de poceta.

La víctima murió a causa del golpe; el victimario salió de la vivienda con varios objetos de valor del fallecido. El caso lo tomó la División de Homicidios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc).

Mediante el análisis de las comunicaciones telefónicas, el Cicpc determinó la ubicación del presunto homicida. Fue aprehendido el pasado 13 de enero en la parroquia Ana Soto, del estado Lara.

Durante su audiencia de presentación, la Fiscalía 6 de Lara imputó a Marín Taborda la presunta comisión de los delitos de homicidio intencional calificado cometido con alevosía en la ejecución de un robo agravado.

Al escuchar los elementos de convicción de la Fiscalía, el Tribunal 7 de Control de Lara dictó la medida privativa de libertad del sujeto.





Artículos relacionados

Destacados

Zulia y Lara se sumaron a las entidades que recibieron las primeras dosis del fármaco ruso Sputnik V

Destacados

Sudáfrica mantiene buenas relaciones con la Administración de Nicolás Maduro

Vitrina

"Pensamos mucho si contarlo o no": Sascha Fitness ofreció detalles sobre su embarazo

Destacados

Parte de los trabajadores de la granja agropecuaria denunciaron lo ocurrido pese a las amenazas de despido a las que fueron sometidos