article-thumb
   

“En mi país está peor la cosa”: Venezolanos prefieren dormir en calles de Ecuador que regresar

El Cooperante | 6 marzo, 2018

Caracas, 6 de marzo.- El puente de Rumichaca y la terminal terrestre de Tulcán, así como los parques de Ibarra, en Imbabura, se han convertido en improvisados dormitorios de los ciudadanos de Venezuela que ingresan a Ecuador y no tienen dinero para pagar el hospedaje.

Lea también: “Acá si hay comida”: La historia de los niños venezolanos que emigraron a Perú por la crisis

El diario El Comercio reseñó el caso de Jefferson, un estilista de 25 años, quien desde hace un mes duerme en el parque de La Merced, de la capital de Imbabura. Lo más complicado aquí es el frío. Pero, en mi país está peor la cosa”, expresa el joven oriundo de Barquisimeto. Un panorama similar se observa en la terminal terrestre de la capital del Carchi. En la noche los viajeros se acomodan en las bancas de las salas de espera. Inclusive hay coches de bebés cubiertos con cobijas.





En el centro de Tulcán también hay un sitio de hospedaje gratuito llamado Jesús El Migrante. Tiene camas para acoger a 40 personas. El mes pasado llegaron 600 viajeros, de los cuales 400 eran de Venezuela. Jefferson viajó a Ecuador con la idea de alquilar un sitio para su barbería, pero una noche le robaron su maletín con las herramientas de trabajo. Desde ahí prueba suerte en peluquerías, pero aún no ha conseguido empleo fijo. Gana 5 dólares al día en el mejor de los casos, como ayudante provisional de un salón de belleza.

Una vez a la semana se hospeda en una pensión, para ducharse y lavar ropa. El resto de días prefiere pernoctar a la intemperie, para ahorrar dinero y enviarlo a su abuela y a su hermano menor. La llegada de venezolanos por Rumichaca creció la semana pasada, tras una leve reducción por la prohibición de Colombia. Esto se debe a que los venezolanos ahora usan el pasaporte en lugar del permiso provisional para ingresar a ese país y luego a Ecuador.


Comentarios

comentarios