article-thumb
   

En qué se diferencian las sanciones de EE. UU. contra Cuba a las impuestas al régimen de Maduro

Marbelys Villalobos | 26 agosto, 2019

Caracas.- Las sanciones económicas y de movilidad impuestas a funcionarios del régimen de Nicolás Maduro en Venezuela por el Gobierno de los Estados Unidos (EE. UU ), siguen una línea distinta a las aplicadas al régimen cubano de los Castro.

Le puede interesar: Los elementos que desmontan las falsas acusaciones de PanamPost contra Henry Ramos Allup y AD

Las limitaciones económicas de los EE. UU. hacia Cuba dejaron sembrado un bloqueo económico a la isla por décadas, una región sumida en una dictadura comunista.





EE. UU. ha aplicando sanciones a individuos y empresas relacionadas o vinculadas con negocios u operaciones que beneficien los bolsillos de Maduro y su cúpula; a diferencia de las acciones contra Cuba que constan de un embargo absoluto por todas las vías y formas de comercio bilateral. La orden ejecutiva firmada por Trump congela todos los activos del régimen de Venezuela en Estados Unidos.

El partido Primero justicia realizó un enfoque sobre la diferenciación de ambas sanciones y colocó como principal punto de partida el hecho de que en Venezuela, el presidente legítimo Juan Guaidó cuenta con el respaldo de la comunidad internacional, más de 50 naciones, a la vez que hace referencia al Parlamento como único órgano legítimo que ejerce presión institucional contra el régimen, dos elementos no reconocidos en Cuba.

El embargo a Cuba era absoluto, en Venezuela la orden ejecutiva firmada por Trump solo afecta a quienes quieren ayudar y sostener al dictador Maduro y no restringen el comercio privado.





“Las sanciones ejecutivas de EE. UU. a los funcionarios del régimen de Venezuela son distintas a las que le han aplicado a Cuba. Hoy el pueblo venezolano cuenta con el respaldo de la comunidad internacional para salir de la crisis que ha generado Nicolás Maduro”, dijo Julio Borges en su cuenta de Twitter en referencia a las sanciones.

Las últimas sanciones de Trump contra Maduro buscan la radicalización de las presión estadounidense al régimen apoyado por Cuba; y  apartan la posibilidad de continuar negociaciones en una mesa, tras el último escenario de Barbados. El Gobierno estadounidense sigue usando las sanciones como un mecanismo de presión y cerco económico al régimen, y a la vez que mantiene un firme apoyo  al presidente encargado Juan Guaidó,  con el propósito de que se restablezca la democracia en el país, el  Estado de derecho y se logre la reorganización de los poderes públicos en Venezuela.

 

 

Comentarios

comentarios