article-thumb
   

En riesgo Escuela Técnica Agropecuaria por salida del país de Smurfit Kappa

El Cooperante | 1 octubre, 2018

Caracas.- La salida del país de la empresa Smurfit Kappa Venezuela sigue generando controversia, pues la misma financiaba la Escuela Técnica Agropecuaria ubicada en Acarigua, estado Portuguesa, fundada en 1995 para formar técnicos medios en producción forestal, posteriormente también en producción de pulpa y papel. Hoy sus alumnos se encuentran a la deriva, según manifiestan en nota de prensa difundida este lunes.

Le puede interesar: Empresa empaquetadora SKCV abandona Venezuela y demandará al Gobierno

En la misiva, alegan que este 01 de octubre “será recordado como el inicio de año escolar más triste en sus 23 años de existencia”, pues “sus 177 estudiantes entre los 11 y 16 años, sus 15 docentes, 11 empleados administrativos, empresas proveedoras de alimentos, desconocen cuál será el destino de esta institución, reconocida por su excelencia académica y la calidad profesional y humana de sus egresados”.

A continuación el texto íntegro del comunicado:

Este lunes primero de octubre, será recordado como el inicio de año escolar más triste en sus 23 años de existencia de la Escuela Técnica Agropecuaria Smurfit Cartón de Venezuela (ETA SCV), ubicada en Acarigua, estado Portuguesa. Está signado por la incertidumbre. Sus 177 estudiantes entre los 11 y 16 años, sus 15 docentes, 11 empleados administrativos, empresas proveedoras de alimentos, desconocen cuál será el destino de esta institución, reconocida por su excelencia académica y la calidad profesional y humana de sus egresados.


La ETA-SCV fue fundada por la empresa Smurfit Cartón de Venezuela en 1995 para formar técnicos medios en producción forestal, posteriormente también en producción de pulpa y papel. Hoy este proyecto, además de constituir el programa de responsabilidad social más importante de la empresa, es una relevante referencia educativa en los estados Portuguesa, Lara, Cojedes y Yaracuy.

Hasta el momento de sus aulas han egresado 450 estudiantes, 276 en la mención Forestal y 174 en Producción de Pulpa y Papel. Unos 180 egresados recibieron becas de la empresa para continuar estudios universitarios, 53 de sus egresados trabajan para la empresa.

Smurfit Kappa Venezuela, empresa que la semana pasada anunció que cesaba sus operaciones en el país, financiaba totalmente la institución que ofrecía a los estudiantes educación gratuita de altísima calidad bajo el régimen de internado. Los estudiantes llegaban a la ETA los lunes en la mañana y regresaban a sus hogares los viernes en horas de la tarde.

El programa incluía las tres comidas, meriendas, uniformes, zapatos, útiles escolares, atención médica y odontológica, seguro médico, y orientación vocacional y familiar, además de productos y enseres de aseo personal. Sus estudiantes eran seleccionados entre los mejores de las instituciones educativas de menores recursos económicos de los estados Portuguesa, Lara y Cojedes, donde la empresa tiene plantaciones forestales y Yaracuy, donde está ubicado el único molino que procesa madera en el país.

Hoy el llanto y la tristeza tomaron por asalto los espacios de la ETA SCV, reina el desconcierto y el desasosiego. Nadie se resigna a ver sucumbir este proyecto que durante 23 años ha transformado la vida de centenares de jóvenes, quienes, a través de la educación, la formación de valores y el apoyo constante y decidido de una empresa privada, han podido alcanzar sus sueños y convertirse en destacados profesionales, ciudadanos ejemplares, soporte de sus familias y líderes de sus comunidades. Sin lugar a dudas, la ETA-SCV es un proyecto que nació para forjar futuro y debe seguir haciéndolo.

Comentarios

comentarios