Connect with us

Nacionales

En Táchira: Juan Vicente Pérez, el hombre más longevo del mundo cumplió 113 años

Pérez Mora, quien goza de una buena salud y no requiere de ningún tratamiento médico

Publicado

/

Caracas. Diez días después de convertirse oficialmente en el hombre de más edad del mundo, según Guinness World Records, el venezolano Juan Vicente Pérez Mora celebró el viernes su 113 cumpleaños en compañía de familiares, amigos y vecinos en las empinadas montañas del estado andino de Táchira.

Lea también: "Publican boletín parcial de candidatos al Consejo Universitario de la UCV"

El logro de Pérez Mora, que nació en el pequeño poblado agrícola de San Bartolomé de El Cobre el 27 de mayo de 1909, fue verificado el 4 de febrero por la organización del Guinness, cuando contaba con 112 años y 253 días.

Su predecesor, el español Saturnino de la Fuente, falleció el 18 de enero a los 112 años y 341 días, refirió AP.

La persona más vieja del mundo es la monja francesa Lucile Randon, de 118 años y 83 días. La monja, cuyo nombre religioso es hermana André, superó el Covid-19 en enero de 2021.

Luego de una misa y un recorrido por las estrechas calles del pueblo, entre otros homenajes, Pérez Mora finalmente escuchó la canción tradicional venezolana Cumpleaños Feliz y compartió un trozo de pastel con su enorme familia y otros asistentes.

Advertisement

Omar Rojas, alcalde del municipio Francisco de Miranda de Táchira, decretó todos los 27 de mayo Día de Júbilo no laborable en honor al nacimiento de Pérez Mora. En las fachadas y ventanas de las viviendas se izaron banderas tricolor venezolanas y se colgaron imágenes de la Virgen María.

Pérez Mora fue el noveno de los 10 hijos de Eutiquio Pérez y Edelmira Mora. A los cinco años, comenzó a trabajar junto a su padre y hermanos ayudando en la cosecha de caña de azúcar y café después de que la familia se mudase a Los Pajuiles, una remota localidad tachirense, ubicada a 1.686 metros sobre el nivel del mar.

A los 10 años empezó a estudiar en una escuela local, donde apenas asistió cinco meses debido a la repentina enfermedad de su maestra. Tras ese tropiezo, aprendió lo básico de la lectura y la escritura gracias a un cuaderno que le regaló su maestra Carmen., relató.

En 1948 se desempeñó como alguacil de un caserío en el municipio tachirense de Jauregui. Por 10 años se encargó de resolver disputas familiares y temas relacionados con la tierra, comentó a la organización Guinness.

Su esposa, Ediofina García, lo acompañó durante casi 60 años hasta su fallecimiento en 1997.

Advertisement




Tendencias