article-thumb
   

¡En tiempos de Maduro! Medicinas vencidas… ¿Una opción viable o riesgosa?

El Cooperante | 14 agosto, 2017

Caracas, 14 de agosto.- En octubre de 2016, Venezuela y Cuba protagonizaron un escándalo en los medios de comunicación, nacionales e internacionales, luego de que se revelara la existencia de una red de tráfico de medicamentos vencidos provenientes de La Habana, en la que estarían involucrados médicos cubanos que prestan servicio en la Misión Barrio Adentro. 

Lea también: Sader está involucrada con “guiso” de 75 contenedores de medicinas vencidas

La actividad ilegal habría surgido debido a la escasez de medicamentos en territorio nacional, la cual se ha incrementado desde el año 2014, lo que generó que los farmacodependientes ofertaran altos montos por las medicinas traídas desde el extranjero, incluido el mencionado país.





Tráfico de medicinas vencidas

Aunque esta situación se denunció desde Venezuela en 2015, no fue sino hasta inicios de 2017, que Agentes de la Aduana General de la República de Cuba, confirmaron la existencia de la irregular transacción. De acuerdo con una investigación publicada en el Diario de Las Américas, durante el proceso, los oficiales cubanos habrían decomisado medicamentos vencidos y cajas de estos con las fechas de caducidad alteradas. Ante la escasez y la urgencia de continuar el tratamiento, muchos pacientes dependientes de los fármacos, ignoraron la fecha de vencimiento de los tratamientos adquiridos y a su vez, las consecuencias que esto podría acarrear en su salud.

Efectos a corto plazo

Alexa Rivas, galena especializada en el área, dijo a esta redacción que los medicamentos vencidos, al igual que los que se encuentran en su periodo válido de consumo, pueden generar condiciones adversas en la salud de los pacientes, solo que, una vez caducados estos, no surtirían los efectos esperados en los consumidores, sino que su potencia, sería menor.

“Uno de los riesgos que se corre es que el medicamento no funcione porque los componentes pierden su potencia una vez pasada la fecha de vencimiento”, refirió, a la vez que aclaró que, a pesar de esto, siempre que no se abra el empaque y se encuentren reservado bajo temperaturas no extremas, las medicinas pueden ser consumidas incluso por 10 años después de su caducación.





Le puede interesar: ¡Sin esperanzas! 15 mil pacientes renales están al borde de la muerte por escasez

No obstante, todo dependerá del medicamento y del organismo de quien lo consuma, puesto que los componentes a los que estos son alérgicos, afectarían en mayor rango su condición.“Cuando un medicamento es ingerido vencido, el paciente puede sufrir un shock anafiláctico, o un choque alérgico, lo que complicaría toda la situación, pero no hay estudios que indiquen que puede sufrir otros efectos aparte del mencionado”, señaló la entrevistada.

Efectos a largo plazo

En este sentido, detalló que los efectos de los medicamentos vencidos en la población venezolana, no se pueden determinar aún, puesto que es muy pronto para tener un resultado tajante porque no ha transcurrido el tiempo suficiente para detectar cuáles serían las consecuencias.

Medicamentos líquidos y antibióticos

En cuanto a los líquidos que se administran por vía oral o por vía intravenosa, el trato debe ser con mayor cautela, esto debido a que llegan con mayor rapidez al organismo lo que podría acelerar las consecuencias adversas en el organismo Adempas, en la mayoría de los casos, el sabor y el color varían, lo que indica que no es apto para su consumo.

Lea además: Difteria, malaria y varicela: las enfermedades que vuelven a aparecer en “revolución”

Asimismo, consumir antibióticos vencidos podría ocasionar graves consecuencias, debido a que se corre el riesgo de que no surta el efecto para el que fue creado y el paciente podría morir, aunque no por los componentes de este, sino dependiendo de la condición del afectado, al no contrarrestar correctamente a la bacteria dentro del organismo.

Recomendaciones

De acuerdo con Rivas, el consumo de medicamentos vencidos no es recomendable en ningún caso, no obstante, debido a la crítica situación que atraviesa Venezuela, y ante la necesidad de los pacientes que deben su supervivencia a los fármacos, reconoce que muchos acuden a esta opción, por lo que alertó que si son ingeridos, se debe tener en cuenta que el empaque debe estar sellado completamente, y que no deben existir cambios de color, textura, olor o partículas sueltas, en el caso de las píldoras, para que se consideren dentro de un rango seguro.

Comentarios

comentarios