article-thumb
   

En UNT denuncian que inhabilitaciones son para “diezmar liderazgos opositores”

Christhian Colina

Christhian Colina.- “La inhabilitación política es un mecanismo que bajo la administración arbitraria de la Contraloría General de la República, se convierte en la más perversa herramienta para intentar sacar del escenario político a líderes de la alternativa democrática”, señala en un comunicado el partido Un Nuevo Tiempo (UNT), luego de conocerse la sanción administrativas con su dirigente y exgobernador del Zulia, Pablo Pérez.

En UNT consideran que la reciente ola de inhabilitaciones políticas “pretenden diezmar infructuosamente el liderazgo de quienes han hecho de la lucha por los valores democráticos y por la defensa del pueblo ante la aguda crisis que hoy enfrentamos una constante en su acción política”.

Desde la tolda azul denunciaron que en el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), decidieron utilizar las inhabilitaciones para eliminar la posibilidad de consolidación de los liderazgos opositores. También señalan que las sanciones surgen por “ver sus opciones de triunfo absolutamente disminuidas”, lo que los obligaría a acabar con cualquier candidatura que pudiese ser ganadora antes del inicio de la campaña electoral.

Es por ello que exigieron al Gobierno cesar con las inhabilitaciones políticas, sin que se haya realizada un proceso judicial en tribunales. “Exigimos también la eliminación de las inhabilitaciones impuestas sin que haya tenido lugar un juicio justo con las respectivas garantías del debido proceso. Denunciamos ante la comunidad internacional, el uso absolutamente ilegal de la inhabilitación como mecanismo para intentar hacer desaparecer a la alternativa democrática y la evidente complicidad de los Poderes Públicos para su implementación”.

Comentarios

comentarios