Conéctate con nosotros

Hola, ¿qué estás buscando?

Destacados

En Venezuela aumentan los recién nacidos abandonados en calles y basureros: van 9 en 2020

El jueves 15 de octubre, una bebé de tres días de nacida fue encontrada en una bolsa, tras haber sido abandonada en unas escaleras del sector Ayacucho en Los Teques, estado Miranda

Cortesía

Caracas / Foto Portada: Cortesía.- Al menos 9 neonatos han sido abandonados en Venezuela en lo que va de 2020, frente a 8 denunciados en 2019. El director de Proadopción, José Gregorio Fernández asegura que muchos de esos casos son  infanticidios fallidos en los que se apeló al abandono para dejar morir al bebé.

Lea también: Familiares del presunto asesino de Giannelly Pirrongelli : «Ella murió porque nunca la pudimos trasladar»

No existen cifras oficiales sobre el abandono de recién nacidos. Pero un monitoreo independiente de El Cooperante, hecho con reportes de medios nacionales y regionales arrojó como resultado que al menos 9 recién nacidos fueron abandonados en basureros y calles de distintos estados en 2020.

El 27 de enero los vecinos del bloque 8 de Lomas de Urdaneta, al oeste de Caracas encontraron el cádaver de un bebé recién nacido en un basurero. El 10 de abril, una bebé de dos días de nacida fue abandonada por su madre en un banquito de la Sala de Espera Divina Pastora del Hospital Central Antonio María Pineda de Barquisimeto. Mientras que, el 18 de abril, vecinos de El Morichal en Charallave localizaron muerto a otro bebé: el niño estaba envuelto en una tela de color rojo. Lo dejaron en un bajante de un edificio.

Un mes después, fue hallado otro bebé muerto en la parroquia 23 de enero, Caracas. El cuerpo fue encontrado por una persona en situación de calle que buscaba desechos en un container, cerca del Centro Municipal de Atención Popular. Otro de los casos fue el de una niña que encontraron abandonada el 10 de julio, en una avenida del sector 28 de octubre, Acarigua, estado Portuguesa. Su madre la dejó encima de un carro abandonado y huyó.

El 1 de agosto, el llanto de un bebé recién nacido alertó a funcionarios de la PNB quienes le siguieron el rastro y lo encontraron detrás de las instalaciones del Puesto de Aislamiento Social Integral (Pasi) Olga Camacho, en Falcón. El 4 de septiembre, un bebé fue encontrado debajo de un árbol con poca ropa en el potrero de una finca en San Felipe, estado Yaracuy. Días después la madre fue detenida y el menor quedó a cargo del Consejo de Protección del Niño, Niña y Adolescente de San Felipe.

El lunes 12 de octubre, los vecinos del sector Ayacucho, Los Teques, encontraron abandonada en unas escaleras a una niña recién nacida. Fue trasladada al hospital Victorino Santaella de Los Teques, donde fue atendida por personal del departamento de neonatología y desde entonces, está al cuidado del Consejo de Protección del Niño, Niña y Adolescente de Los Teques.

El caso más reciente, tuvo lugar este domingo 18 de octubre, cuando localizaron el cuerpo de un bebé flotando en aguas de la quebrada la Ruezga de Barquisimeto. Según testigos, al recién nacido lo abandonaron en una caja y quienes lo hallaron relataron que el infante aún tenía el cordón umbilical.

Al efectuar el mismo monitoreo en casos de niños abandonados reportados en 2019, el total es de 8: 1 en Zulia, 1 en La Guaira, 2 en Lara, 1 en Barinas, 1 en Maturín y 2 en Distrito Capital.

Para José Gregorio Fernández Barreto, sociólogo, consultor especialista en proyectos sociales, infancia y adolescencia, ex–Director Ejecutivo y asesor de A.C. Hogar Bambi Venezuela, miembro consejo Consultivo Latinoamericano de la RELAF (Red Latinoamericana de Acogimiento Familiar) y actual director general de Proadopción; la falta de ingresos, la inflación y la crisis que se ha agudizado durante los últimos años han generado que las familias se inclinen por abandonar a los niños por no poder alimentarlos o cuidarlos.

Anuncio. Desplácese para continuar leyendo.

Calificó el hecho como una situación de supervivencia o de salvación y criticó que los programas de localización familiar sean insuficientes, lo que genera que tras el abandono del niño, quienes se encarguen de su cuidado sean particulares que no garantizan su protección ni bienestar.

Cualquiera que sea el caso: abandonos en basureros, en espacios públicos, abandonos intrahospitalarios, entregas directas por "caminos verdes", transacciones económicas, venta, tráfico y trata de niños; siempre el más afectado y desprotegido es el menor, que queda a merced de una sociedad que solo se preocupa por subsistir en medio de una colosal crisis de siete años de contracción econñomica.

Durante los últimos meses se han reportado al menos 9 casos de bebés abandonados en basureros de Caracas. ¿Cuáles son las razones que llevan a una mujer a abandonar a un niño recién nacido?

En realidad, más que como sociólogo, te hablo en función de nuestra experiencia desde Proadopción A. C., hemos trabajado desde hace 19 años con el derecho de los niños, niñas y adolescentes, a vivir en familia. Con los problemas y con las soluciones a casos como esos.  La pobreza, violencia, negligencia, maltratos, abusos abandono, depravación sociocultural, son cosas que siempre han existido en Venezuela.  Lo que varía es quizás la magnitud o la frecuencia de casos.

Yo diría que la diferencia de los casos que estamos viendo, radica en que todo lo preexistente se ha visto recientemente potenciado por unas condiciones extremas de vida, de existencia, de las grandes mayorías de la población.

La caída de los precios del petróleo puso en evidencia la más pura y total incapacidad  productiva y gerencial de un rentismo y de unos niveles de corrupción nunca antes vistos. Emergencia Humanitaria Compleja y pandemia COVID-19 con su confinamiento.

Las mujeres, las progenitoras y hasta los mismos progenitores, pueden ser más o menos, irresponsables, maltratadores o descuidados, pero lamentablemente, la situación económica está colocando a los padres, madres y familias ante una disyuntiva nunca antes vista en nuestro país: enfrentar a diario esa incertidumbre de no saber qué comer y además tener la carga de qué hacer frente a sus hijos que todos los días y varias veces al día, piden comida y dicen que tienen y hambre.

Cuando esto sucede, la sola posibilidad de salvarlos, seduce a estas familias desesperadas que ven que la necesidad básica de alimentación se impone, por encima de afectos, vínculos y relaciones.

¿Existe una cifra oficial sobre estos casos?

No existe y probablemente no va a existir una cifra oficial al respecto. Nuestras políticas de infancia evidencian una fragmentación. Así como se centralizan muchas cosas, se deja de consolidar e integrar la información y la data de lo que ocurre diariamente con nuestros niños y niñas en el país. Además, es una información que pareciera no interesa conocer, por lo chocante que resulta para quienes tienen competencias en políticas sociales y responsabilidades en estos temas.

Parece mentira, pero la sociedad civil tiene más clara una cifra como esta, con tan solo un monitoreo de los medios públicos y sus informaciones, tal y como viene haciendo desde hace mucho tiempo la gente de Cecodap.

¿Luego de ser abandonados, quién se encarga de estos niños?

En la mayoría de los casos se hacen cargo los órganos competentes, como son los Consejos y los Consejeros de Protección de cada municipio. Pero sin duda, que en algunos otros casos, la ciudadanía como se dice vulgarmente, "se despacha y se da el vuelto": se hacen arreglos entre particulares, en los cuales, los niños y niñas quedan desprotegidos, sin derecho, sin institucionalidad, sin legalidad y sin doctrina.

¿Es posible que los cuerpos de seguridad encuentren a los padres de estos niños abandonados?

Para que tan solo lo intenten y se involucren y hagan una búsqueda que permita conocer las circunstancias, exigir responsabilidades y dar apoyo para que eso sea factible y exitoso, primeramente debe pedírselo formalmente alguna autoridad, como el Consejero o Consejera de Protección o el juez o la jueza de un Tribunal de Protección.

En el país carecemos y nos hace mucha falta, contar y disponer de unos buenos programas de localización familiar y de muchos otros programas que nos permitan también apoyar, fortalecer y acompañar a las familias para hacer posible, la reunificación familiar o el reintegro sostenible del niño a su familia de origen y/o su familia extensa.

¿Estos casos han aumentado o disminuido respecto a los últimos 20 años?

Como te decía antes, lo que ha cambiado es las causas y las motivaciones. Ciertamente, nunca se habían visto el número casos que se reportan ahora. Pero, es que jamás en la historia de Venezuela habíamos atravesado una situación tan crítica como la que estamos viviendo. Eso que nos escandaliza, es solo contando los casos conocidos y públicamente notorios por los medios y redes sociales. Pero no todos son así de noticiosos. Este otro número que ocurre al margen de la notoriedad, es parte de un iceberg.

Cuando hablamos de niños abandonados en basureros, suelen ser en una importante proporción, casos de abortos fallidos en los que el bebé sobrevive o es rescatado a tiempo, o son  infanticidios fallidos en los que se apeló al abandono para dejar morir al bebé.

En estos momentos, si quisiéramos  de veras ver lo que ocurre, encontraríamos todas las expresiones: abandonos en basureros, en espacios públicos, abandonos intrahospitalarios, entregas directas por "caminos verdes", transacciones económicas, venta, tráfico y trata de niños.

¿Interesa acaso en estos momentos, saber, medir, conocer abordar y reducir el número de casos o cambiar las condiciones socioeconomicas y culturales que los producen?

¿Qué debería hacer el Estado?

Los niños, niñas y adolescentes son constitucionalmente y de acuerdo a la Ley Orgánica para la Protección del Niño, Niña y Adolescente (Lopna), sujetos plenos de derechos y ellos además, son una responsabilidad compartida, entre el Estado, la sociedad y la familia. Sin embargo, cuando hablamos de violación o vulneración de derechos humanos, el Estado tiene una responsabilidad para garantizar restablecer el acceso, ejercicio y disfrute de esos derechos.

Cosas como brindar apoyo psicosocial efectivo a las familias, creando un sistema de apoyo a nivel municipal, con capacidad de atención, no solo dirigido a la salud de los miembros de la familia, sino de la familia en sí misma como grupo, como sistema, como unidad que brinda contención, identidad, cuidados y protección a sus miembros, especialmente a los más vulnerables y más valiosos, los más pequeños, sus niños, niñas y adolescentes.

¿Cómo funciona Proadopción? ¿Cuáles son los trámites que debe realizar una persona que quiere adoptar a un niño o un bebé en Venezuela?

Anuncio. Desplácese para continuar leyendo.

Nosotros desde Proadopción brindamos orientación, apoyo, asistencia, asesoría y acompañamiento a todos los actores. Pueden conocer con más detalle acerca de nosotros en nuestras redes sociales o en nuestra página web www.proadopcion.org

Lo primero que toda persona interesada en realizar la solicitud de un trámite de adopción, debe saber, es que en el país existe un órgano administrativo competente en materia de adopción que es el Idenna, a través de sus 24 Oficinas de Adopción, una en cada estado y en Caracas, la Oficina Metropolitana de Adopciones.

Si lo desean pueden buscar información en www.idena.gob.ve; y desde luego, cuentan con nosotros por WhatsApp +584267044319. Y por Facebook en proadopcion.org; en Twitter y/o Instagram: @proadopcionorg

En un foro en Bogotá-Colombia, usted dijo que son los pobres quienes salen "casi que a regalar a sus hijos" en Venezuela y que cientos de niños han quedado separados de sus padres por la crisis. ¿Al día de hoy algo ha cambiado?

Sí, allí en un foro latinoamericano de adopción, hace ya cuatro años, queriendo que la audiencia comprendiera en ese momento muy bien lo que vivimos en Venezuela, les pregunté intencionadamente si se podía separar o desvincular a un niño de su familia por razones económicas. Y como era de esperarse todo el auditorio dijo al unísono: ¡No!

Y allí fue cuando dije que en Venezuela, nadie le quita los hijos a nadie por razones económicas, pero sí hay madres de familia desesperadas queriendo que sus hijos sobrevivan y están dispuestas en muchos casos a entregarlos, sin que nadie se los pida ni tenga como apoyarla para evitarlo.

De hecho, los llevan por su propia voluntad a hogares, donde se supone que deben ingresar por medio de medidas de protección dictadas administrativa o judicialmente y no, por simples e indeseables razones humanitarias.

El número de estos casos en pandemia, ahora vuelve a ocultarse la pobreza, porque ingresan por violencia, maltrato, abusos, violaciones. Causales que se superponen a la falta de alimentos y la  desnutrición.

Mientras no nos encontremos, no sumemos esfuerzos ni cooperemos, como es nuestro mandato constitucional: el Estado, la sociedad organizada y las familias, mientras no aceptemos ni  compartamos como un solo país éste drama que vivimos, lo viviremos aún de peor manera, pues seguiremos desunidos, enfrentados y sin duda, seguirá haciéndose peor, porque el drama nos seguirá encontrando débiles, abatidos, derrotados, divididos.





Artículos relacionados

Internacionales

El presidente de Turquía también condenó a Austria por enarbolar una bandera israelí sobre la cancillería federal en Viena el pasado viernes, en medio...

Internacionales

El secretario general de la OEA, Luis Almagro aseguró que la crisis de Venezuela ha dejado en evidencia la "falta de control territorial" por...

Destacados

Rubio cuestionó a otros senadores que "se ríen" cuando se refiere al tema

Destacados

Con la llegada de este cargamento asciende a 420 las toneladas de insumos médicos provenientes de la nación asiática