“En Venezuela hay una crisis porque el TSJ es un apéndice del Ejecutivo”, dice Vivanco

Christhian Colina

El Cooperante.- El 2015 fue “muy duro” para los Derechos Humanos en Latinoamérica, donde se produjeron abusos “gravísimos” en materia de seguridad, impunidad y corrupción, afirmó este miércoles el director ejecutivo de Human Rights Watch (HRW) para América, José Miguel Vivanco.

“Si analizas la situación regional desde el punto de vista de la seguridad pública (…) y lo unes a los escándalos de corrupción, qué duda cabe que el 2015 fue un año muy duro”, dijo en una conferencia de prensa de HRW en Washington.

Fue “un año donde yo diría que se produjeron gravísimos abusos y donde, salvo contadísimas excepciones, las noticias fueron malas en Derechos Humanos, desde el punto de vista de seguridad, impunidad y corrupción”, añadió con motivo de la publicación del informe anual de HRW.

No obstante, consideró “muy positivo que los venezolanos pudieran finalmente ejercer el derecho al voto” en las elecciones legislativas de diciembre, pero lamentó que la Asamblea Nacional de mayoría oficialista que concluyó su mandato en diciembre nombrara “a 35 magistrados del Tribunal Supremo de Justicia antes de salir”.

“Estamos en una crisis constitucional muy dura, entre un Tribunal Supremo que es un apéndice del Ejecutivo (…) y una Asamblea Nacional que refleja los resultados de una voluntad popular que se manifestó en términos muy explícitos”, opinó.

Comentarios

comentarios