Conéctate con nosotros

Hola, ¿qué estás buscando?

Destacados

Nicolás Maduro: Golpe de Estado del 11 de abril fue orquestado por Fedecámaras, CTV y los medios de comunicación

Catalogó a Fedecámaras como un "nido de víboras" en el que se siguen organizando planes contra el oficialismo

Foto: @PresidencialVen

Caracas.- Nicolás Maduro describió los hechos que llevaron al 11 de abril de 2002 y aseguró que ese "golpe de Estado" fue orquestado por Fedecámaras, la Confederación Venezolana de Trabajadores (CTV) y los medios de comunicación, "sobre todo la Globovisión golpista".

Lea también: Maduro confirma semana de flexibilización: «Logramos parar el crecimiento de la variante brasilera»

Han pasado 19 años desde que la oposición venezolana salió a las calles en una protesta masiva contra el entonces presidente Hugo Chávez Frías. A juicio de Maduro todo fue dirigido desde Estados Unidos por el presidente norteamericano George W. Busch.

En cadena de radio y televisión, Maduro declaró que el 11 de abril fue el día en que se ejecutó el plan de Washington contra el comandante Hugo Chávez.

"Este día estuvo precedido por meses de campaña mediática brutal. En todos los medios escritos, televisivos y radiales, una campaña nunca antes vista. Por eso dicen que fue el primer golpe de Estado mediático dirigido por Globovisión -la golpista- y el fracasado de Alberto Ravell", señaló.

Para Maduro, los dueños de medios de comunicación privados se prestaban para "el complot" y dijo "estos junto a Fedecámaras que por orden de EE .UU. pone a su presidente Pedro Carmona Estanga como el presidente impuesto, defacto, pretendido dictador que solo duró 47 horas".

Se refirió a la participación que tuvo el presidente de la CTV, Carlos Ortega quien hoy "está condenado al fracaso, al olvido". Fue Ortega quien tuvo la tarea de empujar la marcha convocada por la oposición hasta el Palacio de Miraflores para ejecutar el "plan golpista", sostuvo el oficialista.

"Fedecámaras sigue siendo un nido de víboras"

Maduro no escatimó en arremeter contra quienes encabezaron los hechos del 11 de abril y aseveró que fue la oposición venezolana quien "secuestró" a Hugo Chávez:

"Chávez se entregó a sus captores porque había sido secuestrado por esta élite y Fedecámaras, por esa tropa de aventureros que tomaron las oficinas del ministerio de la Defensa. En el momento que no se supo más de Chávez comenzó una profunda tristeza a recorrer el cuerpo de todo nuestro pueblo".

Aseguró que los aliados de la oposición en estos actos fueron miembros del gobierno estadounidense, el gobierno de España y del presidente colombiano Andrés Pastrana.

Anuncio. Desplácese para continuar leyendo.

"Todos ellos metieron al país en una confrontación de odio, una campaña mediática las 24 horas del día, metieron el dedo en la llaga, en una campaña golpista que logró calar en importantes sectores del país y sobre todo en la clase media caraqueña que lograron movilizar -sin lugar a dudas- los llenaron de temores, de miedo, de deseos de venganza y de mucho odio".

Cuestionó "¿quiénes fueron los protagonistas del 11 de abril?" y respondió "los mismos de siempre, la derecha, Fedecámaras, los mismos nombres de siempre, Julio Borges, Leopoldo López y otros bandidos. Esta oligarquía nauseabunda, podrida. Son los protagonistas y siguen siendo los protagonistas, pero los protagonistas de la revolución del 13 de abril es el pueblo de Venezuela en perfecta unión cívica militar".

En este orden de ideas, sostuvo que casi dos década después, Fedecámaras sigue siendo "un nido de víboras".

"Han pasado 19 años de resistencia contra golpes, atentados, magnicidios y ataques. Es importante saber que Fedecámaras sigue siendo un nido de víboras que se presta para planes conspirativos. Carlos Ortega era entonces el presidente de la CTV y eso hoy desapareció. Fedecámaras sigue con sus planes de conspiración, los llamamos a diálogo, pero sabemos que estamos al frente de conspiradores . Ahí está el nido de víboras que se prestan a los planes conspirativos de la derecha", sentenció.

Estas declaraciones de Maduro ocurren luego de que representantes de su administración se reunieron con los principales miembros de Fedecámaras a finales de enero.

El presidente de la nueva Asamblea Nacional (AN), Jorge Rodríguez, quien además preside la nueva Comisión de Diálogo, se reunió el pasado 27 de enero con representantes de la Federación de Cámaras y Asociaciones de Comercio y Producción de Venezuela (Fedecámaras) para discutir al respecto de la Ley Antibloqueo y la llegada de las vacunas de la COVID-19.

"Hablamos de la Ley Antibloqueo, las vacunas… Y todo eso en una reunión de tan solo dos horas. Dejamos una comisión permanente, conformada por los diputados Luis Eduardo Martínez y Francisco Torrealba. Además, añadimos al diputado Nicolás Maduro Guerra", dijo Rodríguez tras salir de la sede de Fedecámaras.

Asimismo, acotó que durante la «fructífera reunión» conversaron sobre la coordinación del proceso de vacunación, que sería realizado por el Ministerio del Poder Popular para la Salud (MPPS) y la Comisión Presidencial para la Prevención y Combate del COVID-19. Por su parte, el presidente de Fedecámaras, Ricardo Cussano aseguró que durante la reunión invitó a todos los actores a «buscarle soluciones al drama humanitario» para que todos los actores «participen» y se reactive la economía.

"Antes del 11 de abril oposición y gobierno convivían pacíficamente"

Según Maduro, en el año 2001 cuando Busch llegó a la presidencia de Estados Unidos comenzó un cambio en el clima político de Venezuela porque Busch "le declaró la guerra al mundo y sobre todo a la revolución bolivariana".

"El ambiente de diálogo y de entendimiento con todo el espectro político del país y con la oposición cambió con la llegada de Busch a la presidencia de Estados Unidos, el 20 de enero de 2001. En ese entonces comienza un giro de la entonces muy dependiente derecha venezolana con la Embajada de EE. UU.".

El mandatario catalogó de "victorias electorales" del chavismo el período comprendido de 1998 hasta el 2002 y sostuvo que durante los primeros meses de ese años 2001 comenzó a verse el perfil de un "discurso extremista y de odio por parte de la oposición", lo que cambió el clima de convivencia pacífica en el que se había desarrollado la política desde el año 1998, cuando Chávez llegó a la presidencia.

"Incluso llegamos a un consenso en el Parlamento -yo era diputado- y recuerdo que no teníamos los votos necesarios para elegir a los integrantes de los poderes públicos. Teníamos 103 diputados y necesitábamos 107 diputados para elegir a los magistrados del TSJ, del CNE, para elegir al fiscal, al defensor del pueblo, y tuvimos que llegar a un acuerdo negociado, conversado con casi todas las fracciones de la oposición para entonces. En ese entonces, había un aire de convivencia política entre los factores del chavismo y los factores herederos de la cuarta república todavía fresca", rememoró.

Todo cambio tras el ataque a las Torres Gemelas, estimó Maduro. "Este hecho cambió el panorama, la geopolítica de nuestra región y el mundo y fue a raíz de esos hechos que el presidente Bush le declaró la guerra al mundo y comenzaron a desarrollar sus planes a gran escala para acabar con los gobiernos independientes del mundo y extirpar a la revolución bolivariana. Matar al comandante Hugo Chávez", fustigó.

Anuncio. Desplácese para continuar leyendo.

Siguió "en octubre de 2001, sin ton ni son, sin aviso ni protesta, el secretario general de Primero Justicia, Julio Borges -aún sigue siendo secretario de PJ, 19 años después- exigió la renuncia de Chávez. Allí marcaron la agenda y comenzaron las reuniones públicas en el rectorado de la UCAB con el padre Ugalde. Aprobaron un programa de gobierno de transición, a un lado sentado Pedro Carmona Estanga, al lado Carlos Ortega y firmaron un programa de transición y convocaron al primer paro nacional, una huelga general contra Chávez para que renunciara al mando que el pueblo le había dado. Este fue el inicio de una campaña conspirativa", enfatizó.

El mandatario que no es reconocido como presidente por más de 50 países, exclamó que el país no puede olvidar la imagen del padre Ugalde levántandole las manos en señal de victoria a Carmona Estanga y a Carlos Ortega.

"Después de esto se incrementaron las amenazas, las exigencias, el conflicto de Petróleos de Venezuela (Pdvsa), la meritocracia arrastrada de Pdvsa usando la industria petrolera como plataforma para el sabotaje económico. La CTV, los medios y Fedecámaras crearon un conflicto inconado que Chávez llevó con paciencia. Esto fue la conspiración que generó el golpe y por supuesto la gran revolución de abril. Por eso decimos que cada 11 tiene su 13", concluyó.



Artículos relacionados

Destacados

Comisiones policiales se trasladaron hasta el populoso sector capitalino

Destacados

En el curso participarán aliados nacionales e internacionales en materia de gobernabilidad, derechos humanos, política y comunicación

Destacados

En un artículo publicado en la revista Democratización del Instituto de Estudios Políticos FORMA, el profesor universitario dijo que el régimen ha profundizado la...

Destacados

El funcionario del Gobierno de Maduro respaldó a las nuevas autoridades elegidas para presidir el CNE