article-thumb
   

“Encontró satisfacción en niños”: Lo que dijo un psicólogo sobre el padre pederasta del Zulia

El Cooperante | 4 diciembre, 2018

Caracas.- “Volviste, ya me hacía falta tenerte a mi lado, te quiero demasiado, menos mal que llegaste, hasta una sorpresa me diste. Yo te tenía que dar la sorpresa, pero te adelantaste. Gracias por todo lo que me has dado, te quiero”. Ese es tan solo uno de los mensajes que intercambiaron el sacerdote Iván Merino Padial y una adolescente zuliana de 12 años.

Lea también: “Me hacía falta tenerte”: Las intimas conversaciones entre el sacerdote pederastra del Zulia y la menor de 12 años

Ambos fueron descubiertos teniendo relaciones íntimas el pasado sábado 24 de noviembre dentro de un vehículo en la urbanización El Pilar, Maracaibo, estado Zulia, por funcionarios de la policía de la entidad. Los uniformados los bajaron de la unidad, se trataba de la menor, quien estaba sin blusa, y el sacerdote, muy conocido en la comunidad.

Un psicólogo dijo en una entrevista ofrecida a Noticia al Día que se debe ver cómo fue la crianza de la menor. “Muchas veces los padres juegan un papel fundamental en los niños que pueden afectarlos a futuro. Ella es una niña de 12 años que, a pesar de estar comenzando a entender el mundo y a tener cierto discernimiento de las cosas, sigue necesitando un padre y una madre que la guíe”.

Expresó que la ausencia de la figura paterna en el seno familiar provoca que los menores busquen sustituir con cualquier otra figura masculina ese vacío interno que puedan atravesar. Es por ello, expresó, que hay jóvenes que sostienen encuentros con un hombre de mayor edad. Sobre las conversaciones que sostuvo la adolescente con el cura mediante Instagram y WhatsApp, el experto dijo que se evidenció que ambos mantenían una relación.


“También hay que determinar el nivel de influencia que tenía el cura sobre ella. Quizás en la mente de la pequeña no pasaba que estaba siendo abusada sexualmente porque los niños saben cuándo algo va en contra de su voluntad. Para que el padre llegara a tener relaciones con ella, debió tener un poder de convencimiento o manipulación muy grande sobre la niña”, comentó.

El psicólogo señaló que una menor no está preparada mental ni físicamente para “llegar a esos extremos” con un hombre y que probablemente cuando crezca no reconocerá que “fue abusada sexualmente porque sentó amor”. “Cuando esté más grande dirá que la manipularon o no muestre ningún tipo de trauma porque amó a esa persona. Para ella siempre será su primer amor”, acotó.

Asimismo, el especialista expuso que Merino Padial pudo no haber sus acciones como aberrantes porque quizá sintió amor por la menor, pero internamente no estaba bien. “Independientemente de que él sintiese amor por la pequeña, tuvo que saber que eso acarreaba una consecuencia. Los curas llevan cierto proceso de filosofía, son personas leídas, pero prácticamente este acto es una aberración para lo que ellos mismo profesan”, enfatizó.

“La figura del cura lo ven como ejemplo de la iglesia. Las personas lo representan como lo más cercano a la perfección en la tierra. Para ellos es algo muy bueno porque un cura no abusará de una niña, pero esto que sucedió no es un antojo, el cura debió tener contacto con más niños en el pasado y encontró en ellos la satisfacción, por eso continuó haciéndolo. Eso es una parafilia sexual que no es más que el acto sexual con objetos, animales o niños”, concluyó.

Información publicada originalmente por Noticia Al Día, para ampliarla haga click aquí.

Comentarios

comentarios