article-thumb
   

“Enfrentamos varios peligros”: La familia que emigró en su carro desde Margarita hasta Chile

El Cooperante | 1 agosto, 2018

Caracas.- Una familia venezolana pasó 28 días recorriendo varias naciones latinoamericanas hasta llegar a Chile, con el fin de salir de la grave crisis que azota a Venezuela.

Lea también – Ortega Díaz: Maduro “está a punto de caer, hay que ir preparando la transición”

El ingeniero en sistemas Armando Lobo señaló al programa radial “Bajo la Lupa” que tras una operación de su hija mayor, que casi se complicó por la escasez de medicamentos, decidió irse con su esposa, sus tres hijos y su mascota para emprender una larga ruta desde Margarita, estado Nueva Esparta, para escapar de la crisis y buscar un futuro mejor.





Manifestó que se montaron en su camioneta y emprendieron un camino de 7.000 kilómetros. Salieron de Venezuela por la frontera con Brasil, subieron la cordillera de Perú hasta llegar a Santiago de Chile. “El detonante de nuestra partida fue ver que la apendicitis de mi hija estuvo a punto convertirse en una peritonitis, sin cumplir el reposo nos fuimos, porque consideré que era una irresponsabilidad de mi parte seguir arriesgando la salud y el futuro de mi familia en Venezuela, con dolor lo digo”, explicó.

Precisó que en medio del trayecto por esas peligrosas carreteras, la camioneta comenzó a falla cuando entraron a Brasil. Luego, el carro se les coleó en dos oportunidades por la carretera fangosa BR 319. Dijo que estaban ellos cinco solos “en una selva rodeada de culebras, pumas y otros animales salvajes“. No obstante, se les apagó un día a las 5 de la tarde, quedando en medio de la nada.


Contó que tras superar esos peligros, no quiso entrar a Chile por Bolivia porque “el presidente Evo Morales, que es del mismo corte del Gobierno de Venezuela, en ese entonces había emitido una orden de detención contra algunos pastores de las iglesias y como soy pastor, quise evitar. Consulté con mi esposa Selene, tomamos la decisión de seguir por un tramo más largo para entrar a Chile y lo hicimos por Perú, subimos los 5 metros de la Cordillera Andina, donde lamentablemente mis tres hijos se enfermaron y el carro también nos falló”.

 

Comentarios

comentarios