article-thumb
   

Entre empresas y contrabando: El caso por el que Javier Bertucci terminó con casa por cárcel

El Cooperante | 21 febrero, 2018

Caracas, 21 de febrero.- Javier Bertucci, un pastor evangélico de 48 años, anunció el pasado 18 de febrero su candidatura a las elecciones presidenciales del venidero 22 de abril, en las que Nicolás Maduro optará a la reelección. Sin embargo, pocos conocen que estuvo procesado penalmente en 2010 por el contrabando de 5 mil toneladas de combustible diesel que sería llevado hasta República Dominicana tras declararlo como un solvente.

Lea también: El requisito legal que podría truncar la aspiración presidencial del evangélico Javier Bertucci

“He decidido junto al Espíritu Santo, mi familia y los líderes que me han acompañado, poner mi nombre y el liderazgo que por gracia tengo como elección a las próximas elecciones de este país. Viene días de gloria”, dijo desde el púlpito Bertucci. Además es una figura polémica por su entramado empresarial que incluye compañías en Panamá y Miami, tal como se evidenció en documentos que forman parte de la filtración “Panama Papers”.





En Panamá, específicamente, mantiene registradas desde el 6 de enero de 2009 las firmas Health Supply, Todo Salud y Sky Suministros. Mientras que en Florida se localiza una denominada Bio-Metrix Equiment, donde su socio es otro venezolano llamado Nicolas Aular Parra. Este último figura en al menos otra decena de compañías actualmente todas inactivas.

Más recientemente creó una compañía en República Dominicana, llamada Agropecuaria Los Cedros, según el registro del 25 de septiembre de 2017. Una compañía del mismo nombre existe en el estado Yaracuy y es representada por Bertucci. Una causa judicial mercantil revela que en 2012 esa compañía formó un consorcio para la explotación y comercialización de madera con una cooperativa del estado Bolívar.

Asimismo, destaca que hace sólo una semana, el 8 de febrero, la hija mayor de Bertucci, Raquel Bertucci, conformó una empresa en Florida, llamada Alimentos Los Llanos, Corp., que se suma al entramado de negocios de la familia. La arquitecto de 22 años de edad está residenciada en Miami desde 2016. En el sur de la Florida la joven dedica su tiempo al crossfit y frecuenta un centro de acondicionamiento físico llamado Zoom, publicó La Tabla. 





Sin embargo, sin duda, el incidente más oscuro que involucra a Bertucci es el de la causa por contrabando de combustible de julio de 2010, desde el puerto de Puerto Cabello, en el estado Carabobo.

Le puede interesar: Javier Bertucci, el evangélico vinculado a los Panama Papers que sueña con ser presidente

En esa ocasión el predicador fue aprehendido y enjuiciado debido a que la empresa Tecnopetrol, que presidía, intentó exportar un supuesto solvente denominando Tecsol, que según las experticias resultó ser combustible diesel. Bertucci fue poco días después beneficiado por una medida sustitutiva de la privación de libertad, que le otorgó el beneficio de casa por cárcel, pese a que los tipos penales eran de mucha gravedad.

Comentarios

comentarios