article-thumb
   

Entre malestares y escasez de efectivo: Así es la situación de los estacionamientos

El Cooperante | 5 abril, 2018

Caracas, 05  de abril. Foto: Miguel Gutiérrez/EFE.– Resguardar un vehículo en estacionamientos del país es una misión imposible ante la escasez de efectivo, la lentitud de los puntos de venta y también los pocos ingresos que perciben la mayoría de los venezolanos.

Lea también: ¡Una burla! BCV pone en circulación nuevo billete de 20 mil bolívares

Esto ha generado una alarmante baja en el uso de los estacionamientos. Las tarifas en marzo estuvieron entre los 5 mil y los 12 mil bolívares. El vicepresidente de la Asociación Nacional de Propietarios y Administradores de Garajes y Estacionamientos (Anpage), José Rafael Baldó, quien alegó que el uso de estacionamientos se ha reducido en un 50% luego del aumento de la tarifas. La crisis con el efectivo ha generado que los diferentes establecimientos desarrollen diversas alternativas para la clientela “fija”, entre las cuales ofrecen realizar transferencias.

A mediados del años pasado, Anpage alertó que el sector estaba afectado por la situación del país y que estaban manejando una “tarifa plana” implementada de manera organizada para poder equiparar costos, hasta que poco a poco el sistema permitiera el cobro por hora según vehículo, como lo era anteriormente. En ese momento, durante una entrevista en Fedecámaras, afirmaron que había una descapitalización importante en el sector, donde la tarifas solo cubrían gastos directos y no permitían que se asumiera nuevos equipos refiriéndose a barreras, máquinas facturadoras e inclusive el papel. Meses después, la situación es peor.

Costos

Foto: Wilmer Santiago.

Actualmente, la tarifa única en la mayoría de los estacionamientos de la capital está entre 5 mil  y 8 mil bolívares. Algunos no han adoptado su modalidad de pago a punto de venta sino   que siguen operando solo con efectivo o transferencias.


Un trabajador del estacionamiento del Centro Comercial Bello Campo, que no quiso identificarse, dijo a esta redacción que la clientela fija había bajado, sobre todo por la escasez de efectivo. En el día, suele moverse un poco  por quienes van a los locales.  Pero todo distinto a años donde no había ni un ladito para estacionar. “Algunos prefieren dejar su carro en la calle“, contó.

Sobre el caso de los estacionamientos que no dan vuelto a los clientes y que ha generado molestia en los usuarios, lo achacó a la escasez monetaria, sin embargo detalló que no es el caso de su lugar de trabajo, siempre “dan vuelto”, mientras tengan movimiento de efectivo. Y es que son varios los malestares que ha generado para quienes tienen que pagar en efectivo unas cuantas horas el resguardo de su vehículo. Por ejemplo, si una persona dura menos de dos horas, y tiene que pagar 18 mil bolívares, y se paga con 20 mil, algunos estacionamientos no devuelven el dinero. Así se repite sucesivamente, dejando ganancias al local.

En el estacionamiento ubicado en la plaza de Altamira, en Chacao, la mensualidad promedio es 200 mil bolívares, previa transferencia. “Lo pueden dejar a la hora que quiera, y está bien resguardado, me quito un peso de encima porque tenía que guardar mi carro todos los días y tener efectivo para ello”, declaró Andrés Pinto, de 43 años, cuando salía en horas de la noche de estacionar su vehículo.

En aquellos tiempos

Tan solo en 2014, cuando Nicolás Maduro tenía unos cuantos meses  en el poder, el precio de un puesto era de 8 bolívares, tan solo cuatro billetes de los 2 bolívares de antes. Ahora la historia es con seis ceros de más y que serán eliminados a partir de mayo con la nueva reconversión monetaria, una medida anunciada por el Ejecutivo para invisibilizar los terribles efectos de la hiperinflación del país.

 

Factura de 2014, del estacionamiento del estadio de Caracas. Foto: Orlando Rondon.

 

Comentarios

comentarios