Connect with us

La Lupa

Entre "pruebas infundadas" y retardo procesal: así fue condenado Requesens

Estuvo recluido en la sede del Sebin hasta 2020 cuando recibió el beneficio de casa por cárcel, pero no está claro si esta medida se mantiene tras la sentencia

Publicado

/

Caracas / Foto Portada: Archivo.- Una trama de retardo procesal, denuncias y pruebas infundadas fue la que condenó al diputado y dirigente de Primero Justicia, Juan Requesens a perder su libertad, ha denunciado su familia, abogados y dirigentes políticos de oposición durante los últimos cuatro años. Para ellos Requesens es inocente y no tiene nada que ver con el intento de magnicidio contra Nicolás Maduro que ocurrió el 4 de agosto de 2018 y que quedó televisado en cadena nacional.

Lea también: Continuación del juicio a Juan Requesens fue suspendido: seguirá este martes

Fue justo este jueves 4 de agosto, cuando se cumplieron cuatro años del magnicidio y el momento propicio para fijar la audiencia final del caso de atentado de los drones. La juez Hennit López-Mesa dio su veredicto: ocho años de cárcel por conspiración contra Juan Requesens y penas de hasta 30 años para otros 11 de los 16 implicados.

"Condenados todos los acusados del caso del supuesto intento de magnicidio. A Emirlendris Benítez y Yolmer Escalona les fue impuesta la pena máxima de 30 años de prisión. El Sr. José Eloy Rivas también fue injustamente condenado a 20 años de prisión", escribió el director del Foro Penal Gonzalo Himiob en Instagram.

El fiscal general Tarek William Saab calificó como "justo" el juicio y justificó que desde que inició el proceso el 2 de diciembre de 2019, se realizaron 91 audiencias, participaron 60 expertos, declararon 193 funcionarios actuantes y prestaron testimonio 36 testigos civiles. "Hubo debido proceso", afirmó.

Pero Juan Requesens no tuvo nada que ver, mantiene su familia y su abogado Joel García. "El Ministerio Público no pudo demostrar tu responsabilidad en ninguno de los siete delitos por los que fuiste acusado", escribió García en su cuenta de Twitter, más temprano, antes de conocer la sentencia. "La jueza no tiene como condenarte y debes ser absuelto, pero nuestra justicia está secuestrada".

Advertisement

Tras conocer la condena, adelantó que se reuniría con la familia Requesens para próximas acciones. "Seguiremos informando".

¿De qué acusan a Juan Requesens?

Una decena de efectivos del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin) fueron los encargados de detener a Requesens en su residencia, ubicada en Terrazas del Club Hípico. Eso fue el martes, 7 de agosto de 2018. También se llevaron detenida a su hermana y presidenta de la FCU-UCV, Rafaela Requesens, quien fue puesta en libertad unas dos horas después, pero Juan fue encarcelado e incomunicado.

Cuatro días antes, se registró un supuesto atentado con drones contra Maduro. Uno de los artefactos cargado de explosivos detonó en el aire cerca de la tarima donde estaba Maduro junto con su esposa Cilia Flores y altos funcionarios del Ejército. El segundo dron chocó contra un edificio cercano. El caos por el suceso quedó televisado, Maduro resultó ileso, pero desde entonces evita los desfiles militares y retransmite gran parte por televisión de sus actos públicos una vez ya han sucedido. Siete miembros de la Guardia Nacional resultaron heridos.

El dirigente estudiantil y abogado de la Universidad Central de Venezuela, fue responsabilizado de supuestamente haber facilitado un contacto migratorio con uno de los implicados en el hecho. Se le trasladó a la sede del Sebin en El Helicoide. Uno de los detenidos por el caso, el sargento retirado de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) Juan Carlos Monasterios Vanegas, es quien acusó a Requesens de haberle conseguido un contacto para entrar a Colombia.

La detención del político que fue una de las caras visible en las protestas contra el chavismo de 2014 y 2017, estuvo al margen del estado de derecho y violó la inmunidad parlamentaria consagrada en el artículo 200 de la Constitución, que establece que un diputado solo puede ser detenido en caso de cometer un delito en flagrancia, y además estipula que se le debe trasladar a su residencia, y no a la cárcel.

Advertisement

Una nota de prensa del Tribunal Supremo de Justicia del 8 de agosto, señala que se declaró la procedencia del enjuiciamiento de Requesens porque existían "suficientes elementos de convicción para estimar la comisión de delitos de naturaleza permanente" por parte del diputado.

El TSJ estableció como "flagrante" su detención y ordenó su custodia a los cuerpos de seguridad. Por su parte, la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) hizo lo propio y ese mismo día, le levantó la inmunidad parlamentaria. Requesens fue imputado por intento de asesinato, acusado de terrorismo, traición, incitación pública, posesión ilegal de un arma de fuego y conspiración para cometer un delito.

Tratos crueles, retardo procesal y ninguna prueba

El 10 de agosto del 2018, el ministro de Información y Comunicación, Jorge Rodríguez mostró en cadena nacional de radio y televisión, un video de Requesens en el que relató cómo puso -supuestamente- en contacto al sargento Juan Carlos Monasterios Vanegas con un agente migratorio para que facilitara su ingreso al país. Monasterios Vanegas fue condenado a 30 años de cárcel.

“Desde hace varias semanas fui contactado por Julio Borges, quien me pidió el favor de pasar a una persona de Venezuela a Colombia. Se trata de Juan Monasterios, me contacté con él a través de la mensajería. Yo estaba en San Cristóbal”, expresó en el audiovisual y agregó que le escribió al funcionario de Migración Colombia, Mauricio Jiménez, para que lo ayudara a pasar a Monasterios.

No dio detalles sobre el magnicidio. “Le escribí a Mauricio Jiménez, supervisor de migración, y le hice la solicitud y el inmediatamente se puso en contacto con Juan Monasterios para hacer el pase de San Antonio a Cúcuta”.

Advertisement

Según un reporte de El Nacional del 10 de agosto de 2018, Requesens fue drogado y torturado para obtener las declaraciones. "No recuerda nada de lo que dijo. Una fuente del partido Primero Justicia aseguró que el parlamentario fue drogado para obligarlo a declarar y cuando los funcionarios se dieron cuenta de que Requesens aún estaba consciente, continuaron drogándolo hasta que el diputado no pudo controlar sus esfínteres. Lo amenazaron con asesinar a sus padres y con violar a su hermana", suscribe el artículo.

"Se le han violado sus derechos fundamentales, ha sido sometido a vejaciones y torturas psicológica, porque estar en 4 paredes incomunicado es una tortura psicológica", dijo el 17 de septiembre a medios de comunicación su padre, Juan Guillermo Requesens.

En ese entonces, Requesens tenía más de un mes detenido, pero su familia no había podido constatar que se le estuviera suministrando la dieta especial que necesitaba tras haberse sometido meses antes a una cirugía bariátrica.

Por su parte, su abogado Joel García denunciaba que no había tenido acceso al expediente y rechazaba un examen toxicológico que se le practicó a Requesens. "El examen toxicológico se hace 21 días después de su aprehensión y versa sobre detectar si en orina y sangre de Juan Requesens hay cocaína, marihuana y alcohol. Ese no es el examen toxicológico que la defensa y los padres de Juan Requesens requieren para determinar si hay escopolamina (burundanga) o no, son otros exámenes especializados", declaró en la misma rueda de prensa, según EFE.

Informó que la Fiscalía vinculó el caso del atentado con el asalto que dirigió la célula rebelde del fallecido expolicía Oscar Pérez al Fuerte Paramacay en agosto de 2017.

Advertisement

El 8 de noviembre de 2018, García indicó que por primera vez, después de 93 días de detención arbitraria, le fue permitido a la defensa del diputado poder acceder a él por un lapso de 30 minutos.

Durante los meses siguientes, el juicio transcurrió entre audiencias diferidas y traslados. Pasaron dos años y el 28 de agosto de 2020, Juan Requesens recibió la medida de «casa por cárcel». Tenía 752 días preso.

"Aunque hoy mi hermano podrá dormir en su casa y en su cama, hay muchísimos venezolanos inocentes que no pueden hacerlo. No vamos a dejar de luchar por ellos", escribió en Twitter Rafaela Requesens. "Tenemos muy claro que Juan no es libre aún y no vamos a dejar de luchar hasta que él y toda Venezuela lo sean".

En las fotografías, se veía a un Requesens muy delgado, pero sonriendo.

La defensa de Juan Requesens anunció este jueves que apelarán la sentencia que le condena a 8 años de prisión. En declaraciones concedida a Circuito Éxitos, el abogado Joel García adelantó que van a presentar la apelación, pues en el juicio «no se pudo demostrar» que el dirigente haya guardado relación con los delitos que le fueron imputados.

Advertisement

«Juan es inocente, no se pudo demostrar nada en ese juicio, lo digo con toda responsabilidad», señaló García, quien resaltó que hubo condenas «muy duras», con personas que tienen que pagar de 24 o 30 años de cárcel.

Cabe destacar que víctima de las torturas en el Helicoide falleció el concejal de PJ en Caracas, Fernando Albán, quien también fue acusado por el caso de los drones. Dos años después, el chavismo reconoció que Albán fue asesinado en el Sebin y que se quiso disfrazar su muerte arrojando el cuerpo al vacío desde una de las ventanas de las instalaciones ubicadas en Plaza Venezuela.



Tendencias