Conéctate con nosotros

Hola, ¿qué estás buscando?

Investigación

Remiendo y confección: La opción de los venezolanos ante costo de la ropa

Caracas, 30  de enero.- Comprar un pantalón o una camisa, se ha convertido en un verdadero lujo para los venezolanos. La inflación y los bajos salarios que percibe gran parte de la población, hace cuesta arriba que un trabajador promedio pueda adquirir cualquier pieza de ropa.

Lea también: Comida en bolsitas: La manera de los venezolanos de enfrentar la escasez y altos costos

En los mercados populares, un jean de dama, cifra entre Bs. 1 millón 500 mil y 2 millones, mientras que en tiendas de reconocidas marcas, esta prenda, supera los tres millones de bolívares. Asimismo, para comprar una blusa, se deben contar, por lo menos, con Bs. 1 millón 200 mil, y si desea adquirirla en un tienda de centro comercial, entonces esta suma se cuadriplica, siendo el costo promedio los 2 millones de bolívares.

Para los hombres, es incluso peor. La ropa de caballeros es muchísimo más cara, y comprar un pantalón en un mercado, puede costar hasta 3 millones de bolívares. Con las camisas, la situación es parecida. Una franela, no de marca, puede conseguirse desde Bs. 1 millón 500 mil, mientras que en una tienda, sobrepasa los 2 millones de bolívares.

En resumen, se deben tener en el bolsillo más de Bs. 4 millones, o 16 sueldos mínimos, para adquirir un conjunto que solo incluya camisa y pantalón. Ante esto, ha resurgido la modalidad de mandar a hacer la ropa, como sucedía en épocas anteriores, donde las madres de la familia, por lo general cofeccionaban vestidos y trajes para sus hijos. Pero, ¿cuánto cuesta mandar a confeccionar un atuendo? ¿Es realmente más accesible?

Los precios

Comprar la tela para la elaboración de las prendas, es fundamental. Para esto, se requiere un mínimo de Bs. 200 mil. Cada metro de tela, ronda entre 200 mil y 900 mil, dependiendo del tipo y de sus características. Para elaborar una blusa a la moda terciopelo, una persona que mida talla 's', deberá invertir 890 mil bolívares.

Le puede interesar: Con un bachillerato a medias, jóvenes aceleran su huida del país por la crisis

Por otra parte, telas como chiffon, organza,  y muselina, rondan entre Bs. 250 mil y 460 mil por metro. La chambray, una versión más ligera de la tela denim, utilizada en camisas para hombres y mujeres, cuesta 795 mil bolívares, mientras que la camisería estampada, ideal para confeccionar camisas casuales y de vestir, se consigue entre 460 mil y 780 mil bolívares, dependiendo de la calidad.

Telas como microdurazno o cottonlicra, utilizadas para la fabricación de leggins y prendas deportivas, rondan entre los 550 mil y los 890 mil bolívares. A estos costos, se suman los honorarios de las costureras, quienes, dependiendo de su especialidad en la industria, cifran los precios de su labor. Confeccionar una blusa, puede ir desde Bs. 30 mil en adelante.

Así lo confirmó Gloria, una costurera que detalló a esta redacción que, a pesar de los costos de las telas, ahora tiene mucho más trabajo que en años anteriores. "Las blusas, según el modelo, las hago a partir de 30 mil bolívares y los pantalones desde 100 mil bolívares", sostuvo la zurcidora, quien en un máximo de 15 días, realiza las confecciones de sus clientes a su gusto.

Lea además: Paro a cuentagotas: Profesores de la UCV no van a clases por no tener para el pasaje

"Ahora la gente prefiere comprar su tela y sacar varias prendas", dijo Gloria, y agregó que la clientela que la busca para remendar las prendas desgastadas por el tiempo, está en aumento. "Me traen ropa para que les cosa los huecos o que se las modifique", y a pesar de que aseguró que no gana demasiado, "hay meses en los que puedo ganar hasta un millón de bolívares", mucho más que lo que devenga un asalariado mínimo en ese periodo de tiempo.

Anuncio. Desplácese para continuar leyendo.

Por otra parte, el señor Flipe Castañeda, que ha dedicado su vida a la sastrería, ofrece servicios con un costo más elevado, debido a que, tal como alegó, "si daño alguna prenda, tengo que pagarla, es por eso que también cobro un poco más, como un seguro". Modificar una pantalón, puede ir desde Bs. 160 mil, mientras que reemplazar la liga de los puños de una chaqueta, cuesta Bs. 150 mil, lo que equivale a una quincena de sueldo mínimo.

Lea también: Comedor de la UCV, entre la lucha estudiantil y pírrica “ayuda” del Gobierno

En promedio, las clientas de Gloria deben contar con Bs. 300 mil, si desean que esta, les confecciones una blusa, es decir, más de un salario mínimo mensual, no obstante, es mucho más económico que comprar en tienda o en un mercado popular. Igualmente, zurcir un pantalón con el señor Felipe, es económico, en comparación al costo de una prenda nueva.



Artículos relacionados

Internacionales

Horas antes, Juan Diego Gómez aseguró que la propuesta de crear una comisión legislativa bilateral para buscar la normalización de las relaciones con Venezuela...

Nacionales

La Asociación de Líneas Aéreas de Venezuela detalló que el permiso fue dado a la aerolínea asociada Air Europa

Destacados

El mandatario colombiano dijo que "sería una claudicación frente a la miseria que ha tenido que vivir todo un pueblo"

Destacados

El mandatario instruyó a la vicepresidenta Delcy Rodríguez a ofrecer apoyo y financiamiento para los emprendedores integrados en la ciudad comunal de Petare