article-thumb
   

¿Equivocación? Resultados de las presidenciales desmintieron a todas las encuestas

El Cooperante | 22 mayo, 2018

Caracas, 22 de mayo.- Que Henri Falcón obtendría el triunfo sobre Nicolás Maduro en las elecciones presidenciales de este domingo 20 de mayo. Eso señalaban las encuestas. Todas. Incluso, escribimos en El Cooperante, la encuestadora Datanálisis proyectó, en escenarios polarizados, una victoria del pastor evangélico Javier Bertucci.

Lea también – “Se descalabró”: Así fue como Jorge Rodríguez se burló de Henri Falcón

Otros trabajos, como el firmado por Datincorp, reflejaron una participación mínima de 60 puntos y la derrota Maduro, aunque su director, Jesús Seguías, explicaba que la condición para que esto sucediera, pasaba por una alta participación de la militancia opositora en el proceso electoral, calificado por la disidencia y buena parte de la comunidad internacional como un “fraude”, por haber sido convocado por la Asamblea Nacional Constituyente, y por no cumplir con garantías mínimas establecidas en la Ley de Procesos Electorales y en la Constitución.





Henri Falcón no logró sumar apoyos de la Oposición y no completó el padrón electoral

El candidato que, según las encuestas, se vislumbraba como ganador de la contienda, era Henri Falcón, fundador del partido Avanzada Progresista, ex gobernador del estado Lara y originalmente estrecho colaborador del chavismo. Desde su ingreso a la oposición, siempre mantuvo una línea que discrepaba en algunos aspectos con la Mesa de la Unidad Democrática, lo que generó una agresiva campaña de descalificación en su contra, ubicándolo como “colaboracionista”, un remoquete utilizado contra varios dirigentes opositores cuyos discursos no convencen en las redes sociales.

Falcón tenía una meta: ser candidato presidencial. Lo hizo a pesar de no gozar del respaldo de la MUD. Y así, contra todo pronóstico, decidió participar en la contienda, en medio de severos cuestionamientos de la Oposición. Falcón intentó aglutinar la mayor cantidad de apoyos posibles, entre ellos, el de exgobernador de Miranda y dos veces candidato presidencial, Henrique Capriles Radonski, pero las diligencias resultaron negativas. En la campaña, Falcón tampoco consiguió completar su cuota de testigos. Y es que la elección, en sí misma, fue la más extraña de la historia contemporánea de Venezuela, pues no hubo ambiente de campaña en ningún lugar.





De hecho, el 20 de mayo, fueron la comidilla de las redes sociales las imágenes de miembros de centros de votación que se quedaron, literalmente, dormidos en sus puestos, en vista del ausentismo de electores que se mantuvo durante toda la jornada, a pesar que desde el Gobierno, se esforzaron en mostrar un ambiente de aparente normalidad. Claudio Fermín, jefe de campaña de Falcón, no pudo ejercer su derecho al voto de inmediato, pues su mesa no estaba en funcionamiento.

El problema de las encuestas: ¿Equivocación?

Las encuestas son un termómetro falible que intenta aproximar conductas en un momento determinado, y que la foto que arroja el estudio, puede cambiar de un día para otro. Las encuestas, todas, reflejaron que Henri Falcón era el ganador de la contienda, y que la participación sería mínima de 60 puntos. No fue así. Y no lo fue, por cuanto la militancia opositora, que es una evidente e indiscutible mayoría, no obtuvo motivación alguna para acudir a las urnas. Hay un desgaste. Tanto del liderazgo chavista como del opositor. Pero del lado chavista son gobierno y consiguen movilizar votantes a través de dádivas y chantajes, mientras que la Oposición únicamente puede basar su discurso en la salida de Nicolás Maduro, siendo cuestionada por la carencia de un plan de Gobierno y de un liderazgo que la aglutine.

La abstención no fue toda producto del llamado del Frente Amplio, cuyas convocatorias de calle han sido un estruendoso fracaso, sino que el candidato posible, es decir, Henri Falcón, no logró motivar al electorado.

 

Comentarios

comentarios