article-thumb
   

“Es hostil”: Canciller de Cuba acusó a EE. UU. de generar un genocidio por embargo desde 1962

Luis De Jesús | 1 noviembre, 2018

Caracas.- El canciller cubano Bruno Rodríguez acusó este jueves durante la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas al Gobierno de los Estados Unidos de “provocar un genocidio” y “violar los derechos humanos” en la isla por el embargo que le impuso hace más de medio siglo.

Lea también: “No nos importa estar solos”: Estados Unidos se mantiene firme en no levantar embargo a Cuba

Son incalculables los daños humanos ocasionados por el bloqueo. Este califica como genocidio y constituye una violación del Derecho Internacional Humanitario. No se puede contabilizar el sufrimiento (…) Es una política hostil”, sostuvo el canciller cubano.

Un total de 189 países que conforman la Asamblea votaron a favor de condenar el bloqueo que Estados Unidos mantiene en contra de Cuba desde la década de 1960. Solo Israel y EE.UU. votaron en contra de la condena, y no hubo abstenciones.

Rodríguez manifestó que el bloqueo en contra de su país se ha acentuado para impedir, entre otras cosas, operaciones bancarias internacionales, pero resaltó que su Gobierno “no negociará nuestros principios ni aceptaremos condiciones, guardaremos invariable la lealtad al ejemplo de José Martí”.


Estados Unidos prevé presentar ocho enmiendas al proyecto de resolución cubano de condena al embargo centradas a que Cuba permita a sus ciudadanos tener derecho a la libre expresión, condenan la falta de acceso a la información, se rinda cuentas sobre las violaciones a los derechos humanos en la isla, entre otras, publicó la agencia Associated Press.

De acuerdo con lo reseñado por la agencia de noticias AFP, el gobierno de Cuba asegura que desde que el presidente estadounidense John F. Kennedy impuso el embargo, este ha provocado perjuicios a la isla por más de 134 mil 499 millones de dólares al cambio actual.

La resolución que pide el fin del embargo económico, comercial y financiero contra la isla ha sido aprobada cada año desde 1992 en la Asamblea General de la ONU por mayoría. El año pasado fue apoyada por 191 votos contra dos, los de Estados Unidos e Israel.

En 2016, por primera y única vez, Estados Unidos se abstuvo de votar contra la resolución en un contexto de acercamiento bilateral del gobierno de Barack Obama hacia la isla tras más de medio siglo de enemistad entre Washington y La Habana, que incluyó la reapertura de embajadas en ambas capitales en 2015.

Pero tras la llegada a la Casa Blanca del republicano Donald Trump en enero de 2017 las relaciones entre los dos países son tensas y las respectivas embajadas funcionan al mínimo. El embargo a Cuba fue aprobado por ley y solo el Congreso estadounidense puede ponerle fin, a lo cual siempre se ha negado, publicó AFP.

 

 

 

Comentarios

comentarios