article-thumb
   

“Es un abandono asombroso”: Ausencia de Trump en Lima demuestra prioridades

El Cooperante

Caracas, 10 de abril.- La decisión del presidente Donald Trump de cancelar su primer viaje a América Latina es otro golpe a una región que se siente despreciada por su poderoso y cada vez más errático vecino del norte, dijeron analistas.

Lea también: Rajoy con Macri: “No vamos a reconocer a Maduro como un presidente democrático”

El anuncio de la Casa Blanca el martes de que el vicepresidente Mike Pence tomaría el lugar de Trump en la octava Cumbre de las Américas —una cita trienal de líderes de más de 30 países de todo el continente— representa la primera vez que un presidente estadounidense no asiste al evento, que comenzó en Miami en 1994.

El Gobierno dijo que Trump se quedaba en casa para hacer frente a la crisis en Siria. Pero analistas dijeron que el presidente estaba desaprovechando una oportunidad de oro. “Es un abandono asombroso del liderazgo de Estados Unidos en nuestro continente”, dijo a el Nuevo Herald Richard Feinberg, investigador del Brookings Institute quien ha asistido a todas las cumbres.

“Trump teme claramente estar en el mismo salón con personas a las que ha insultado constantemente durante los últimos tres años y está esquivando la confrontación”, destacó. Aunque el Gobierno de Trump insiste en que valora a sus aliados latinoamericanos, la región ha sido objeto de de algunas de las expresiones retóricas más duras del presidente.


“La cancelación tiene dos aristas. La primera es negativa y pasa porque le resta cierta expectativa a la cumbre”, dijo Martín Hidalgo, periodista especializado en política del influyente diario peruano El Comercio. “La segunda es que le quita ese momento tenso e incómodo que se esperaba debido a los reiterados comentarios de Trump sobre la región en materia de inmigración, narcotráfico y comercio”, agregó.

Comentarios

comentarios